27 de julio de 2010
27.07.2010
40 Años
Santa Pola

La aseguradora quiere reflotar hoy el autogiro del mar

La familia critica que no se permitiera que el cuerpo del empresario fuera llevado antes a Murcia

27.07.2010 | 02:00
El entierro del empresario malogrado en Santa Pola se celebró ayer en Murcia.

La empresa aseguradora del ultraligero que el sábado se precipitó al agua en las calas de Santa Pola del Este tiene previsto esta mañana extraer el autogiro del mar, según explicaron fuentes del Ayuntamiento de Santa Pola después de que llegara a un acuerdo con Aviación Civil. Por el momento, el ultraligero ha permanecido en las últimas horas hundido a unos 200 metros de la orilla, y la zona ha sido señalizada y georreferenciada para evitar que otras embarcaciones puedan sufrir un accidente.
Por su parte, el cadáver del empresario murciano que pilotaba el aparato fue trasladado ayer por la mañana a su localidad natal, en Murcia, para celebrar las exequias. El traslado del cuerpo fue autorizado por el juez de guardia después de que éste tuviera en su mano el avance de la autopsia afectada por los miembros del equipo de medicina legal de Alicante.
Precisamente, esta decisión había sido criticada por los familiares del fallecido que el mismo domingo acudieron al juzgado de guardia de Elche con la intención de que el magistrado autorizara el traslado del cadáver hasta Murcia para efectuar allí la autopsia, aunque parece que la ausencia de algún documento legal que acreditase este extremo y el hecho de que el instituto legal de Alicante no efectúa autopsias en domingo provocó que el traslado tuviera que aplazarse hasta la mañana de ayer, según los datos facilitados por el gabinete de comunicación del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. En ese sentido, la familia del fallecido ha denunciado "la falta de colaboración y cooperación por parte del titular del juzgado de instrucción número 4 de Elche, que incomprensiblemente no ha facilitado el traslado del cuerpo al municipio de Murcia, que ha permanecido durante más de cuarenta y ocho horas en el tanatorio de Santa Pola sin que los familiares puedan velarlo, lo que se agrava aún más en atención a que la viuda padece enfermedad grave por la que no puede trasladarse".
El entierro de Manuel Baños Garre, propietario de la empresa panificadora La Colegiala y que acababa de abrir un establecimiento en Santa Pola, se celebró ayer por la tarde en un tanatorio de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine