25 de julio de 2010
25.07.2010
Santa Pola

Un hombre muere al caer con un ultraligero al mar en las calas de Santa Pola del Este

Decenas de bañistas que seguían el vuelo de ésta y otra aeronave similar presenciaron cómo se precipitaba a unos 200 metros de la orilla y se lanzaron en su ayuda

25.07.2010 | 02:00
Un hombre muere al caer con un ultraligero al mar en las calas de Santa Pola del Este

Un empresario murciano falleció ayer en un accidente con un autogiro, un tipo de ultraligero con hélice, que se precipitó al mar en la zona de Santa Pola del Este -a la altura de la antigua piscina- a unos doscientos metros de la orilla y justo en la delimitación del final de la zona de baño. El fallecido, Manuel Baños, de 60 años, era muy conocido en Murcia, ya que fue fundador de las panaderías La Colegiala, que justamente el viernes inauguraron un establecimiento en Santa Pola.
El accidente ocurrió a las 12.15 horas de ayer y fue presenciado por multitud de personas que en ese momento frecuentaban la zona de playa o bien que se encontraban en un chiringuito a escasos metros.
Los testigos comunicaron que el autogiro sobrevolaba a baja altura el mar acompañado por otra aeronave e incluso apuntaron que su ocupante saludó a los numerosos bañistas que presenciaban el vuelo de ambas máquinas. Fue en una maniobra de giro en la que el ultraligero cayó, por causas que aún se desconocen, perpendicular al mar. "Dio incluso una vuelta de campana", expresó uno de los bañistas. De inmediato, muchos de los bañistas se introdujeron en el mar, "incluso con piraguas y colchonetas para intentar socorrer al piloto".
Con rapidez acudieron los socorristas de Cruz Roja, que movilizó la embarcación LS Plutón. Tras rastrear la zona, Cruz Roja rescató al accidentado, que no se hundió con la nave, e intentó reanimarlo, aunque ya no se pudo hacer nada por salvar su vida. Hasta el lugar también acudió el Samu, una unidad de Soporte Vital Básico, la Policía Local y la Guardia Civil, que junto con Cruz Roja se encargaron de examinar la zona por si existía otro tripulante. La Benemérita se hizo cargo de las investigaciones y señalizó la posición de la aeronave, hundida en el mar y de la que se hicieron cargo los buceadores del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas. Además, según indicaron fuentes cercanas al caso, antes de ser extraída del agua, Aviación civil debe emitir un informe sobre las causas del accidente.
Por otro lado, un juez levantó el cadáver del piloto fallecido al que se le practicará la autopsia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine