29 de junio de 2010
29.06.2010
Santa Pola

Elche reclama medidas de seguridad en las obras de la carretera a Santa Pola

El pleno cuestiona en una moción aprobada por el PSOE, PP y Compromís que se hayan planificado los trabajos en la época estival y con intenso tráfico

29.06.2010 | 02:00
Las obras de desdoblamiento del tramo de carretera se están desarrollando en un momento de intenso nivel de circulación.

El pleno del Ayuntamiento de Elche aprobaba ayer por unanimidad (PSOE, Partido Popular y Compromís) solicitar a la Conselleria de Infraestructuras y Transporte de la Generalitat Valenciana la "inmediata adopción de medidas de seguridad (especialmente las normas aplicables al tránsito nocturno) necesarias para reducir al máximo el evidente peligro para el tráfico que representan las obras actualmente en marcha en la carretera CV 865-Elche/Santa Pola".
El acuerdo se tomó tras presentar el PSOE y Compromís una moción de carácter urgente en la sesión plenaria y en la que se recoge esta petición.

Peligros
El portavoz del equipo de gobierno, Alejandro Pérez, comentó que las obras actuales en la carretera de Elche a Santa Pola, en lo que concierne al tramo en término municipal santapolero, "se están ejecutando con una falta absoluta de medidas en materia de seguridad que representan un verdadero peligro para los automovilistas".
Las obras de acondicionamiento que realiza la Conselleria de Infraestructuras "han incrementado de forma manifiesta y, sobre todo, en horario nocturno, la peligrosidad de la carretera, ya que se han planificado de manera errónea, puesto que se están ejecutando en el periodo estival y en un momento de máxima utilización de la vía", se apunta en la moción.
El vial, según se recoge en el escrito aprobado por los tres grupos políticos municipales, "presenta una serie de problemas de tráfico bien conocidos por todos que se agravan en la época estival, provocados en parte por su trazado (rectilíneo en toda su extensión, lo que lleva a que un buen número de conductores mantengan una velocidad excesiva y con multitud de incorporaciones de vehículos en distintos puntos auxiliares de la vía) y en parte por el gran volumen de vehículos que en verano se desplazan diariamente en ambos sentidos". Según indicó Alejandro Pérez, el tráfico medio diario que soporta esta carretera es de 15.700 vehículos, según datos del pasado año. Todo estos factores provoca, según añadió el edil, un elevado índice de siniestralidad.
Las actuales obras de desdoblamiento del tramo citado, según publicó recientemente este diario, no estarán acabadas hasta el próximo mes de noviembre, ya que los trabajos tan sólo han superado en este momento el ecuador del proyecto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente