16 de junio de 2010
16.06.2010
Crevillent

La mayoría de empleados de Haribo rechaza marcharse a trabajar a Girona

Por el momento sólo 15 personas de las 119 que hay en la fábrica han decidido trasladarse con la empresa

16.06.2010 | 02:00

Aunque todavía hay trabajadores indecisos, sólo una quincena de empleados de la planta de Crevillent de Haribo han manifestado su intención de trasladarse a Girona tras el cierre definitivo de la fábrica, ubicada en el polígono de Cachapets. La mayoría de los que han decidido seguir vinculados a la compañía iniciarán una nueva etapa laboral junto a su pareja y algunos viajarán con hijos pequeños.
El comité de empresa ha ampliado el plazo para los indecisos, que se encuentran calibrando las ventajas y los inconvenientes del traslado. Las edades de los que van a trabajar en Girona oscilan entre los 30 y los 40 años, aunque hay algunos un poco más mayores.
Tras intensas negociaciones ante el traslado de Haribo, el comité de empresa llegó finalmente a un acuerdo con la compañía hace apenas quince días. Entre los acuerdos que se adoptaron, está la dotación de 6.000 euros para el traslado a Girona, tres años de trabajo garantizado en la planta de Cornellà de Terri, y empleo para la pareja con un período de prueba de cuatro meses.
Los que han decidido quedarse y rescindir su contrato, tendrán una indemnización de 40 días por año trabajado, en lugar de los 45 propuestos por el comité de empresa, aunque de todas formas mostraron su conformidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente