10 de octubre de 2009
10.10.2009
CREVILLENT

Un incendio destruye parte de la antigua nave de Alfombras Imperial

El derrumbe del techo de madera de la construcción impidió que las llamas se propagaran a las edificaciones existentes en la zona

10.10.2009 | 02:00
El incendio provocó el derrumbe del techo de madera en una vieja nave de la empresa Alfombras Imperial

Un incendio, al parecer provocado por un acto vandálico en una vieja nave abandonada de la antigua fábrica de Alfombra Imperial, ubicada dentro del casco urbano, mantuvo ocupados a efectivos de hasta cinco parques y subparques de bomberos de la provincia durante ocho horas ayer por la mañana en Crevillent.
Una llamada a las 6.45 horas alertaba al parque de Bomberos de Elche del siniestro, aunque éste se supone que había empezado mucho antes. La nave afectada forma parte del conjunto que Alfombras Imperial poseé dentro del casco urbano de Crevillent y que, actualmente, están en desuso, y en aparente estado de abandono. La nave afectada tiene fachada en la calle Castelar.
El fuego afectó a una superficie de 500 metros cuadrados y movilizó a una veintena de efectivos de los parques y subparques de bomberos de Crevillent, Elche, San Vicente, Elda y Almoradí. El incendio se dio por controlado a las tres horas, sobre las 9.30 horas, aunque los bomberos siguieron trabajando en la zona hasta las 14.30 horas. Las últimas tareas de extinción consistieron en refrescar la zona, apagar pequeños focos que iban resurgiendo y comprobar la solidez de la estructura de la nave afectada.
El fuego sólo afectó a una parte de la nave y fue a menos de lo que se esperaba porque el techo que era de madera se derrumbó. De no haber sido así, las llamas podrían haber sido más altas y peligrosas, pudiendo propagarse a otras zonas del complejo industrial, según indicaron desde el Parque Comarcal de Bomberos de Elche, desde donde se dirigió la operación. Además, el interior de la nave estaba prácticamente vacío, con algunas bobinas de hilo viejo y material para el tratamiento de los dibujos de las alfombras.
En las tareas de extinción participaron una veintena de bomberos y acudieron hasta seis vehículos, tres de ellos eran camiones cisterna. Las altas temperaturas afectaron a una vivienda de la calle Castelar en la que se derritieron algunas de sus persianas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine