21 de marzo de 2020
21.03.2020
Información
CORONAVIRUS

Cinco muertos más en la provincia por coronavirus y Sanidad pone bajo supervisión cuatro residencias

El número de fallecidos se eleva a 17 y los hospitalizados suman 26 pacientes más. Los casos confirmados ascienden a 372 tras detectarse 34 nuevos. Barceló prevé que los contagiados sigan en ascenso la semana que viene

20.03.2020 | 23:04
Acceso a Urgencias del Hospital General de Alicante en una imagen de estos días.

La pandemia de coronavirus sigue en pleno ascenso en la Comunidad Valenciana y así seguirá durante lo que queda de semana y la próxima, según la previsión de la Conselleria de Sanidad. En las últimas 24 horas han fallecido 5 pacientes en la provincia, que elevan el número total de muertes a 17, y 33 en el conjunto de las tres provincias. También hay 184 nuevos positivos, 34 de ellos en Alicante, que elevan el total de casos a 372. En el conjunto de la Comunidad Valenciana hay 1.105 casos activos. También ha habido 20 altas, 7 de ellas en la provincia. La consellera Ana Barceló explicó ayer que tres cuartas partes de los enfermos de coronavirus tienen más de 75 años.

Va en aumento también el número de pacientes ingresados en los hospitales de la provincia. Ayer eran 151, que son 26 más que el día anterior. Afortunadamente, en las últimas horas no ha variado el número de personas que han requerido de un ingreso en las Unidades de Cuidados Intensivos, y que son 24. Solo en los hospitales de Sant Joan y en el General de Alicante hay 12 ingresados en la UCI. De momento, en el hospital más grande de la provincia la situación en cuanto a camas disponibles y boxes de críticos no es preocupante, ya que al haberse suspendido todas las operaciones demorables, no está habiendo apenas ingresos programados. En la UCI de este centro sanitario ayer disponían de ocho camas libres, aunque trabajadores de este servicio señalaban el gran estrés físico y emocional que están soportando en las últimas semanas y temen que en los próximos días aumenten los ingresos, como ha ocurrido en Madrid. Si esto ocurre tienen diseñadas varias estrategias, desde convertir los quirófanos en UCI, que pacientes críticos sin Covid-19 sean asumidos por Anestesia o ocupar de nuevo la zona de Cuidados Intermedios, que desde el incendio del pasado mes de octubre acoge el área de despertar de anestesia. También les preocupa la escasez de material para poder hacer frente a este aumento de casos en concreto de ventiladores. De los pacientes ingresados ayer en la UCI del Hospital General, salvo dos casos, el resto no tienen patologías de base y hay casos en personas por debajo de los 55 años. También en el Hospital de Sant Joan permanece ingresado en planta un hombre de 30 años por Covid-19 y sin enfermedades de base. En este hospital hay, además de los seis enfermos de la UCI otros 19 ingresados en planta.

En el Hospital General se ha despejado una segunda planta de ingreso de pacientes de Traumatología para destinarla a casos sospechosos de Covid-19. En total hay 30 camas en habitaciones individuales para estos enfermos que permanecen ahí hasta que el diagnóstico se confirme y después pasan a la planta de Enfermedades Infecciosas o de Medicina Interna. Cerca de 230 profesionales de este departamento han dado positivo en coronavirus o están aislados en sus casas por haber entrado en contacto con un caso confirmado de la enfermedad sin la debida protección. Este brote entre los profesionales del departamento, además de los casos diagnosticados en la residencia geriátrica de Alcoy, es la causa que explica que en los últimos días haya habido un mayor número de casos positivos en la provincia de Alicante, según explicó ayer la consellera Ana Barceló.

La responsable sanitaria también destacó que, además de la residencia de Alcoy que está bajo control de la conselleria, en las últimas horas se han puesto bajo supervisión de su departamento otros cuatro centros en la provincia de Alicante. Según ha podido saber este periódico al menos uno de ellos estaría en Elche. Este control se produce porque ha habido casos sueltos confirmados de la enfermedad o porque el personal sanitario que los atiende está en cuarentena por haber entrado en contacto con un caso sospechoso. Hay dos residencias más en Valencia y otra en Castellón en idéntica situación.

Desde patronal de las residencias en la Comunidad Valenciana, Aerte, siguen pidiendo material de protección para sus trabajadores. No obstante, valoran positivamente el esfuerzo que están haciendo para contener la expansión del virus. José María Toro, gerente de Aerte, destaca que sólo hay brotes en dos de las más de 300 residencias que hay en la Comunidad Valenciana. «¿Tan mal no lo estaremos haciendo verdad?», se pregunta.

Bolsa para jubilados


Por otro lado, ayer entró en funcionamiento la bolsa de la Conselleria de Sanidad para que se inscriban los médicos y enfermeros jubilados menores de 70 años y también los médicos que aún no tienen especialidad que quieran trabajar estos días en los hospitales. Además, el Colegio de Médicos de la provincia de Alicante ha puesto en marcha una bolsa de voluntarios para trabajar estos días en hospitales o centros de salud. Hasta el momento, una treintena de profesionales se han inscrito en la bolsa, entre jubilados, facultativos sin especialidad y estudiantes pre MIR. El listado será enviado a la Conselleria de Sanidad. La presidenta de la institución, María Isabel Moya, asegura que «toda ayuda es bien recibida» y espera que la oferta de médicos voluntarios vaya creciendo. Desde el Colegio de Médicos se está trabajando en otro registro alternativo para estudiantes de Medicina, médicos que provengan de la privada pero que no quieran inscribirse en la bolsa de Conselleria o jubilados con más de 70 años y que pueden trabajar en un tercer nivel de atención como la ayuda telefónica.

Por último, la Generalitat tuvo que desmentir un bulo que ayer corría en redes sociales y programas de mensajería instantánea. En un mensaje con membrete de la Generalitat se instaba a la población a cerrar las ventanas porque a partir de las 23 horas, 5 helicópteros iban a echar desinfectante.

Médicos exigen endurecer las medidas de confinamiento para frenar el virus


Una veintena de médicos de la promoción 1996-2002 de la Universidad Miguel Hernández han firmado un documento en el que exigen que se tomen más medidas de confinamiento, con el objetivo de frenar el avance del virus. «Saquen a la gente de la calle. De nada va a servir pedir a la gente que no salga, si luego tiene que ir a trabajar a una empresa pongamos por ejemplo de aluminio o de seguros. Trabajo presencial solo en las empresas que sea estrictamente necesario para manejo de la crisis», señala el comunicado. Si no cierran ya las empresas prescindibles, continúa, «cerrarán de igual modo en dos o tres semanas, pero con la plantilla mayoritariamente contagiada. Así no podremos reducir la carga viral presente en nuestra población. Pongan las multas que sean necesarias para que se cumpla». En el escrito también reclaman material de protección para los hospitales. «Traigan material, manden aviones del ejército a donde sea o como crean que se pueda hacer mejor, pero que llegue, y pronto». Estos profesionales también piden a las autoridades medidas para limitar los contagios entre el personal sanitario, como la de dividir las plantillas para que no trabajen todos al mismo tiempo. También que se habiliten camas de críticos en quirófanos o que se haga docencia exprés en el manejo de ventiladores.

Trabajadores de Sanidad con síntomas esperan días a que les hagan la prueba


Médicos de distintos servicios y de diferentes áreas sanitarias de la provincia denuncian la lentitud con la que se les están haciendo las pruebas de coronavirus. Un médico de familia señalaba ayer que el martes comenzó a sentirse mal y que desde el área de salud laboral le pidieron que contactase con su médico de familia. Éste le dio la baja y le dijo que alguien acudiría a su domicilio para hacerle el test. En el día de ayer aún no había aparecido nadie por su casa y mediante un correo electrónico le comunicaron que no había suficientes test y que ya le llamarían para hacerle la prueba. En su situación asegura que hay otros dos compañeros médicos de familia de su departamento. Este periódico se puso en contacto ayer con la Conselleria de Sanidad para conocer el por qué de este retraso, sin obtener respuesta. La falta de medidas de protección es otra de las quejas unánimes estos días. «Hay pacientes que vienen con mejores mascarillas que las que llevamos nosotros», lamentaba estos días un enfermero de un centro de salud de Alicante. En el departamento del Hospital General de Alicante, la falta de material ha llevado a que la dirección pida a los trabajadores que alarguen la vida de las mascarillas hasta que éstas se rompan o entren en contacto con fluidos, cuando en teoría es un material que debe usarse un solo día.

Cuatro médicos de Elda dan positivo y comienzan las primeras altas en la ciudad


Cuatro médicos del Hospital General Universitario de Elda se encuentran confinados en sus casas tras haberse contagiado de coronavirus. Pertenecen a diferentes unidades y presentan, de momento, síntomas leves. También se está a la espera de conocer las pruebas microbiológicas efectuadas a otros facultativos y varias enfermeras para comprobar si están infectados. Las medidas de protección frente al virus que los profesionales sanitarios están adoptando son las correctas. Pero están expuestos muchas horas en primera línea con enfermos portadores del Covid-19. Además, en situaciones de máxima urgencia, se ven obligados a atender a los pacientes sin adoptar todas las medidas de autoprotección requeridas. Cuando se trata de salvar una vida los segundos pueden ser esenciales. Pero no todo son malas noticias. La mayoría de los primeros contagiados en Elda ya han superado la enfermedad. Comenzaron a sufrir los síntomas en la primera semana de marzo y ahora están en perfecto estado. No obstante siguen confinados en sus casas a la espera de ser sometidos a las dos pruebas que confirmen el negativo en coronavirus. Describen los síntomas como los de una gripe y han superado la enfermedad tomando alimentos ligeros, mucha agua y paracetamol.

El geriátrico de Alcoy tiene 72 afectados y los familiares piden datos sobre 5 fallecidos


El brote de coronavirus que registra el centro geriátrico de Domus Vi en Alcoy sigue creciendo y ya afecta a 72 residentes, lo que supone más de la mitad de los 134 que se encuentran en el centro. Se trata, además, de 14 más que los que había la jornada anterior. Así lo señaló ayer la consellera de Sanidad, Ana Barceló, quien destacó asimismo que 13 de los enfermos están siendo tratados a través de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria.

También se ha incrementado el número de trabajadores del centro que se encuentran en cuarentena, toda vez que han pasado de 10 a 15 en un solo día. La consellera recordó que tras la resolución adoptada el pasado miércoles por su departamento, la dirección de la asistencia sanitaria en el geriátrico alcoyano corre a cargo del Hospital Virgen de los Lirios.

Barceló, un día más, eludió hablar de fallecidos en el centro, pese a las exigencias de información por parte de los familiares. Su portavoz, José Luis García, señalaba que en los últimos días se han producido cinco fallecimientos en el geriátrico, los dos últimos el pasado jueves. «Queremos que nos digan si se debe o no al coronavirus», enfatizó. Tras indicar que «la cosa pinta muy mal», García añadió que «nos sentimos totalmente abandonados por la falta de información».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído

Calendario laboral y escolar 2020/2021

Calendario laboral 2020 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2020 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2020/2021.