11 de julio de 2019
11.07.2019

Luis Barcala necesita a los ultras de Vox para aprobar su propuesta de aumentar los sueldos en Alicante

La Corporación alicantina se sube las retribuciones entre un 5 y un 10% con los únicos votos a favor del PP y de Cs. Los socialistas votan en contra ante la negativa del alcalde de darles más asesores

11.07.2019 | 10:21
Luis Barcala necesita a los ultras de Vox para aprobar su propuesta de aumentar los sueldos en Alicante

Mejores sueldos para los concejales del Ayuntamiento de Alicante. El pleno municipal ha aprobado un aumento de las retribuciones de los ediles de entre un 5 y un 10%. La propuesta del alcalde, el popular Luis Barcala, ha salido adelante gracias a la abstención de los ultras de Vox, ya que toda la izquierda (PSOE, Podemos y Compromís) se ha unido en un "no". La iniciativa solo ha sumado el voto a favor de los concejales del equipo de gobierno, del PP y Cs. 

Así, la abstención de los dos concejales de Vox ha sido decisiva. El alcalde Barcala, por tanto, ha necesitado a la formación ultra para sacar adelante su primera propuesta llevada a Pleno en el arranque de este nuevo mandato.

Los concejales socialistas, en la reunión que mantuvieron ayer por la mañana, acordaron sumarse al "no" que ya habían anunciado las otras dos formaciones de la izquierda en Alicante: Podemos y Compromís. Con todo, el signo definitivo del voto en el Pleno lo decidieron poco antes de la votación.

Y es que en las filas socialistas estaban a la espera de que el alcalde Barcala moviera ficha y se comprometiera a mejorar el reparto de asesores previsto, que dejará al PSOE con dos personas de confianza pese a tener nueve concejales, mientras que el PP (también con nueve ediles) tendría diez asesores y Ciudadanos, con cinco concejales, se quedaría con siete asesores. Los socialistas, además, pusieron sobre la mesa a Barcala recuperar la figura del administrativo para reforzar los grupos, una iniciativa descartada por el alcalde ante la situación de déficit de personal de la plantilla municipal. 

El pleno de esta mañana. FOTO: HÉCTOR FUENTES

Al no haber cesiones por parte del ejecutivo local, la iniciativa para subir el sueldo de los concejales ha quedado en manos de los ultras de Vox. Barcala, que ha contado con los votos en contra de trece concejales (PSOE, Podemos y Compromís), ha necesitado que los dos concejales de Vox se hayan abstenido. El gobierno de PP y Cs ha sumado catorce votos a favor, suficientes hoy para sacar adelante la subida de sueldos gracias a la postura de los ultras de la formación de Abascal.

Las intervenciones

En el debate, tanto la portavoz de Cs, Mari Carmen Sánchez, como su homóloga del PP, Mari Carmen de España, han defendido que el incremento retributivo que se planteaba suponía una actualización, después de que el Ayuntamiento de Alicante hubiese superado las dificultades económicas en las que se encontraba hasta el pasado mandato, cuando se pudo cancelar el Plan de Ajuste al que se encontraba sometido desde 2012.

En esta línea, las dos han coincidido en señalar que se proponía una subida media del 7,5 %, de modo que no se llegaba a recuperar la rebaja del 15 % que acordó el ya extinto tripartito (PSOE, Guanyar y Compromís) en el arranque del mandato de 2015.

Los portavoces de PSPV, Unides Podem EU y Compromís, Paco Sanguino, Xavier López y Natxo Bellido, respectivamente, han justificado su voto en contra al argumentar que no consideraban que el aumento salarial propuesto fuese una cuestión prioritaria.

Por último, el portavoz de Vox, Mario Ortolá, ha estimado "hipócrita" oponerse a la propuesta de incremento salarial si ese rechazo se justificaba en el recuerdo de la rebaja del 15 % acordada hace cuatro años. A su juicio, aquella rebaja no sirvió de nada puesto que, después, "se aprovechó para crear redes 'clientelares'" que aumentaron el gasto municipal en busca de votos. No obstante, ha precisado que tampoco iba a apoyar la propuesta del equipo de gobierno porque su propio grupo había planteado una alternativa en la que se abogaba por aumentar solo el sueldo de los ediles con competencias de gobierno.

En el pleno, ha intervenido la edil de Compromís, Sonia Tirado, quien se ha despedido de la corporación tras su reciente nombramiento como directora general de Innovación.

La propuesta salarial de Barcala

Hace menos de una semana se conoció la propuesta de Barcala de una subida salarialque beneficiaría a todos los miembros del Pleno, con un incremento que estaría entre el 5 y el 10%. Este cambio en las retribuciones, en la práctica, sería revertir la rebaja que promovió el tripartito de izquierdas a su llegada al gobierno, ahora hace cuatro años, que rondó el 10%, además de la renuncia a pluses que le correspondían al vicealcalde, a los portavoces y por la asistencia a reuniones. Entonces, el sueldo del alcalde Gabriel Echávarripasó de 71.800 a 64.700 euros; mientras que los ediles del equipo de gobierno (formado por PSOE, Podemos y Compromís) y el de los portavoces de la oposición (PP y Cs) bajó de 56.200 a 50.600 euros. Por último, el salario de los concejales de la oposición con dedicación exclusiva se rebajó de 52.500 a 47.200 euros.

Los principales beneficiarios de la medida puesta ahora sobre la mesa por Barcala serían los concejales del equipo de gobierno y los cuatro portavoces de la oposición, que verían aumentar su sueldo en un 10%, pasando de los actuales 53.727 euros a 59.099 euros.

El salario del resto de la corporación municipal, incluido el alcalde, se incrementaría un 5% para este mandato. Barcala propone que su sueldo pase de 68.671 a 72.104 euros, mientras que el de los concejales de la oposición con dedicación exclusiva aumentaría de 50.146 a los 52.653 euros, y de 37.609 a 39.489 euros para quienes tengan dedicación parcial (75%).

Así ha sido el pleno

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2019/2020

Calendario laboral 2018 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2019 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2019/2020.