20 de abril de 2018
20.04.2018
Relevo en la Alcaldía de Alicante

Reacciones de la política alicantina

La investidura de Barcala ha suscitado declaraciones de todos los colores en la desde ahora oposición

20.04.2018 | 01:48

Eva Montesinos
Portavoz del PSOE
«Nerea Belmonte ha decidido que el Partido Popular gobierne Alicante»

«El Partido Socialista puso una línea muy fina y nos costó la dimisión de un alcalde (Gabriel Echávarri) pero la irresponsabilidad de siete concejales de este Ayuntamiento ha devuelto la Alcaldía al partido más corrupto de la historia de nuestro país», dijo ayer la portavoz socialista, Eva Montesinos, a los pocos minutos de saber que había perdido la Alcaldía por un solo voto en favor del popular Luis Barcala. Todavía afectada, con rastros de lágrimas en los ojos, Montesinos habló de paradoja. «Nosotros hemos asumido nuestra responsabilidad, que cada uno asuma la suya, por omisión o por las circunstancias que cada uno haya determinado sobre el sentido de su voto. Deberán explicar a la ciudadanía por qué han consentido que vuelva a gobernar el partido que ha maltratado a la ciudad durante dos décadas», dijo la edil, en referencia a Ciudadanos, que apoyó a su candidata, Yaneth Giraldo; y a los tránsfugas Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte, quienes con su voto nulo y en blanco, respectivamente, bloquearon la investidura de la socialista. 

Pese a su mayúsculo disgusto, flanqueada en su intervención por el secretario de Organización del PSPV, José Muñoz, las primeras palabras de Montesinos fueron para felicitar al nuevo alcalde, y las más duras para la expodemita y tránsfuga de Guanyar. «Nerea Belmonte ha decidido hoy que gobernara el Partido Popular». Cuestionada sobre si la culpaba a ella especialmente, explicó que «en política no hay omisiones», en referencia a la papeleta en blanco de la no adscrita, con la que negociaron hasta última hora el voto número 15 que le habría dado el bastón de mando. «La omisión es un hecho político y devuelve la Alcaldía a un partido con ocho concejales en el Pleno. Deberán explicárselo a la ciudad, que está indignada con lo sucedido en el Salón de Plenos». 

Miguel Ángel Pavón
Portavoz de Guanyar Alacant
«La tránsfuga debería devolver su acta de concejal. Está muerta políticamente»

Miguel Ángel Pavón, portavoz de Guanyar, también cargó las tintas contra Nerea Belmonte, tránsfuga de su grupo, culpándola de que la izquierda perdiera la Alcaldía en favor del PP al votar en blanco, instándola a devolver su acta de concejal. Además, considera que políticamente «está muerta». «Barcala es alcalde por mandato legal, no por la voluntad de la ciudadanía, pervertida por los concejales de Ciudadanos y los dos ediles tránsfugas, que han antepuesto sus intereses personales a los generales, de una forma muy miserable en el caso de la señora Belmonte, que lo único que quería era un sueldo porque la ciudad le importa un pimiento». La edil fue expulsada de Guanyar y de Podemos a principio de mandato por haber dado contratos menores a una empresa de su entorno. «La traición de la señora Belmonte a la izquierda de esta ciudad se ha consumado hoy. Ha antepuesto su sueldo a que en esta ciudad haya un gobierno de progreso y es su responsabilidad. Ella, conjuntamente con Sepulcre y Ciudadanos, han dado la Alcaldía al partido de la corrupción y de la mala gestión económica», declaró sobre el PP. Pavón considera que la actitud de estos concejales ha pervertido la voluntad que los alicantinos expresaron en las urnas. El exvicealcalde con el tripartito, a quien Belmonte culpó del sentido de su voto por no restituirle sus derechos políticos y económicos, replicó que Guanyar llegó hasta donde podía llegar. «No podíamos garantizar un sueldo a esta persona pero ella no ha cedido ni un milímetro. No sabemos qué le han podido ofrecer otros grupos. No sabemos si el PP le ha ofrecido algo, ella tendrá que responder». Preguntado sobre si con su voto en blanco Belmonte se había vengado de su expulsión de Guanyar, Pavón contestó que la edil es el mejor ejemplo del grado de degradación al que puede llegar un responsable político.


Yaneth Giraldo
Portavoz de Ciudadanos
«Es triste que una persona que se decía de izquierdas apoye al mejor postor»

Sorprendida por el desarrollo de un pleno que debería haber sido solemne y que, en su opinión, fue más bien «un mercadillo en el que unas personas han intentado cambiar por cromos el apoyo a una investidura», la portavoz de Ciudadanos (Cs), Yaneth Giraldo, rechazó desde el primer minuto el guante que le lanzó el nuevo alcalde para gobernar el año que queda de legislatura de forma conjunta al entender que han de respetar la voluntad popular en las urnas que situó a Cs en la oposición. Giraldo, que recibió los cinco votos de su grupo, considera que los alicantinos no se merecen esto, «un espectáculo bastante vergonzoso que se prolonga desde mayo de 2015. Creíamos que hoy (por ayer) iba a ser el punto y aparte, que iban a aprovechar esta segunda oportunidad para cambiar la percepción que tiene la ciudadanía pero lo ocurrido no es más que la prolongación del circo en el que llevamos instalados desde hace tres años y una muestra evidente del rotundo fracaso del tripartito».

Giraldo también se refirió al voto en blanco de la concejala tránsfuga, ex de Guanyar, Nerea Belmonte, que dio de nuevo la Alcaldía al PP. «Es triste que una persona que se decía de izquierdas se haya permitido apoyar al mejor postor en este caso». No obstante, y pese a esta afirmación, quiso aclarar que no le consta que el PP le haya ofrecido algo a Belmonte a cambio de no apoyar a Montesinos. «Lo que me consta es que hasta los últimos minutos estuvo en negociaciones con el PSOE pero que finalmente se decidió por un voto en blanco facilitando que sea el PP quien se haga nuevamente con a Alcaldía». Asimismo, calificó de «preocupante» que Natxo Bellido (Compromís), «que tanto decía de venir a regenerar la política, intente echarnos las culpas en lugar de hacer autocrítica de estos casi tres años que han tirado al cubo de la basura». 


Natxo Bellido
Portavoz de Compromís
«Aquí ha habido un 'Belmontazo' que tendrán que explicar ella y el PP»

Natxo Bellido, exportavoz del tripartito, y ahora solo de Compromís, fue uno de los más impactados por la pérdida de la Alcaldía por la izquierda. «Alicante no se merece pasar de un minigobierno a una Alcaldía de rebote. Aquí ha habido un 'Belmontazo' que tendrán que explicar ella (la tránsfuga Nerea Belmonte) y el PP», declaró, haciendo un símil de lo ocurrido ayer en el Ayuntamiento con el «tamayazo»: el transfuguismo de dos parlamentarios del PSOE en la Comunidad de Madrid -Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez-, quienes con su cambio de voto permitieron el gobierno de Esperanza Aguirre y del PP en 2003. «Qué han hablado de tapadillo y qué no se ha dicho para que Belmonte se convierta definitivamente en una tránsfuga, porque ha violentado aquello que los ciudadanos votaron mayoritariamente en las urnas en mayo de 2015 y ha posibilitado que el partido de la mala gestión y de la corrupción generalizada, el del plan de ajuste, vuelva a la Alcaldía», añadió. Según Bellido, el planteamiento con el que Belmonte afrontó las negociaciones en torno a esta investidura constituían un «claro chantaje», vinculando «el sueldo y el voto». «Ella tenía que votar primero y a partir de ahí se iba a abrir una nueva etapa en este Ayuntamiento. Visto lo visto, y teniendo en cuenta que esa era la única motivación de Belmonte porque no ha demostrado, ni pedido ni hablado de nada más, nos preguntamos qué le habrá dado u ofrecido el Partido Popular».

Bellido consideró que de nuevo el PP, para ganar, recurre a las trampas. También atacó al otro concejal tránsfuga, Fernando Sepulcre, que puso su nombre en la papeleta. «Ha demostrado igualmente que pasa de todo y pretende reírse de esta ciudad y de los alicantinos». Sobre Ciudadanos, que se votó a sí mismo, dijo que de nuevo «se borra de la partida y al final también es cómplice de lo que ha pasado».


Nerea Belmonte
Concejal tránsfuga
«Pavón no ha querido dar su brazo a torcer y prefirió no respetar mi dignidad y honor»

La concejala tránsfuga Nerea Belmonte, objeto de las iras de la izquierda por su voto en blanco que ha posibilitado la vuelta del PP al gobierno municipal, acusó directamente a Miguel Ángel Pavón, líder de Guanyar, formación a la que ella pertenecía cuando se constituyó la Corporación en junio de 2015 y de la que fue expulsada, de ser el responsable de que los populares hayan recuperado la Alcaldía de Alicante. El motivo, dijo, negarse a respetar «mi dignidad y honor» y no restituirle sus derechos «políticos y económicos» como concejal. «Habrá que pedir explicaciones al señor Pavón de por qué, aun a sabiendas de que era mi derecho restituirme en mi honor y mis derechos políticos y económicos, no ha querido dar su brazo a torcer y ha preferido no respetar mi dignidad y mi honor y que se produjese esta situación».

Es decir, que Belmonte le echó la culpa a Pavón de su voto en blanco en el pleno de investidura de ayer, añadiendo que «la responsabilidad de que esta situación se produjese es de Guanyar, Compromís y el PSOE». La edil, que estuvo negociando hasta el miércoles por la noche con la candidata socialista, Eva Montesinos, permaneció buena parte del pleno conversando con su compañero de bancada, el otro tránsfuga, Fernando Sepulcre, exedil de Ciudadanos, pero no quiso hablar en el turno de palabra que le correspondía por tres minutos. Antes de votar, mostró su papeleta sin candidatos marcados, lo que fue captado por los fotógrafos, sabiéndose en ese momento el posible vuelco en la Alcaldía, que se confirmó con el voto nulo de Sepulcre. Éste sí habló, así como los candidatos respaldados por grupo, éstos con un tiempo de diez minutos cada uno. Con gesto serio toda la sesión, se marchó sin apenas atender las preguntas de los periodistas. Fue abucheada al grito de «vendida» y el portavoz de Guanyar le espetó por dos veces «vergüenza», algo que, según afirmó Pavón, «no tiene». 

Fernando Sepulcre
Concejal tránsfuga
«Si quieren buscar culpables, la gestión de gobierno es lo que ha provocado esto»

El voto del concejal tránsfuga Fernando Sepulcre fue declarado nulo al anotar él mismo su nombre en la papeleta. Algo que hizo, de forma intencionada, según su versión, para que se supiera públicamente y que no hubiera dudas de su actuación por parte de la opinión pública y de sus compañeros de Corporación si salía elegida alcaldesa Eva Montesinos con algún voto de ediles del PP o Ciudadanos, de lo cual, afirmó, circulaban toda serie de bulos. Sepulcre dijo que lo que se vivió ayer en el salón de Plenos, con la elección sorpresa del popular Barcala como alcalde, es «algo que se ha producido gracias al gobierno del tripartito y al minigobierno posterior del PSOE. Si quieren buscar culpables, es la gestión de gobierno hasta hoy lo que ha provocado esto. Había una posibilidad de que el PP volviera y ha sucedido por la inoperancia de la izquierda, por no saber negociar con la persona clave, que a mi entender era Nerea Belmonte, y por eso han perdido».

Sobre el voto en blanco de su compañera tránsfuga, aseguró que «fue una sorpresa de última hora» y que desconocía lo que iba a hacer pese a que se pasaron buena parte de la sesión charlando. «Pensaba que iba a votar a Eva Montesinos. Ella sólo me ha dicho que sabía lo que tenía que hacer pero no me ha definido el voto», antes de que lo mostrara en público a todo el salón plenario. «Me he llevado esa sorpresa», insistió. A partir de ahora, Fernando Sepulcre, según dijo, apoyará al gobierno que haya. «del color que sea», que «resulte beneficioso para Alicante», y descartó que vaya a impugnar el pleno de investidura pese a que hace unos días anunció que lo haría si no le dejaban presentarse como alcaldable. El secretario ya advirtió al edil tránsfuga de Ciudadanos, que tiene sueldo en la Diputación Provincial, que sólo podían optar al bastón de mando concejales que tienen el respaldo de un grupo detrás. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2018/2019

Calendario laboral 2018 en la Comunidad Valenciana

Calendario Laboral 2019 de Alicante

Aquí tienes a tu disposición todos los días festivos en Alicante, así como el calendario escolar 2019/2020.