17 de junio de 2020
17.06.2020
Información

La Guardia Civil detiene en Ibi a un hombre por cultivar marihuana en sus dos viviendas

El primer cultivo se descubrió en el garaje de una vivienda a pie de calle, cuyas puertas había dejado abiertas

17.06.2020 | 20:10
Los agentes descubrieron la plantación por el fuerte olor que salía de un garaje abierto.

En esta plantación realizaba pruebas para la mejora del crecimiento, que aplicaba a la marihuana que cultivaba en un chalet cercano .

La Guardia Civil ha detenido en Ibi a un hombre de 69 años, como presunto autor de un delito contra la salud pública (cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes) y defraudación de fluido eléctrico. Se han intervenido, en sus dos viviendas, un total de 794 plantas de marihuana, 161 esquejes, 220 gramos de cogollos de marihuana, 229 gramos de marihuana picada, maquinaria y productos químicos, tales como fertilizantes.

Agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Ibi han desmantelado dos cultivos de marihuana, ambos propiedad de un vecino de esa localidad, que escondía en una casa y un chalet, respectivamente.

La operación se inició gracias a la colaboración de agentes de la Policía Local de Ibi, quienes descubrieron, cuando pasaban por el garaje abierto de una vivienda y, sobretodo, por el fuerte olor que desprendía, lo que podría ser una plantación de marihuana.

Tras localizar al titular de dicho inmueble, se realizó una primera entrada y registro, en la que se aprehendieron 42 plantas de marihuana, 21 esquejes, 220 gramos de cogollos y aparatos similares a los usados en laboratorios. Por estos hechos, el titular de la vivienda acabó investigado como presunto autor de un delito contra la salud pública, por cultivo de marihuana.

Sin embargo, la investigación no se paró en ese punto. Al tener conocimiento de que ese hombre también era propietario de un chalet ubicado en las proximidades, los agentes sospecharon que podría esconder un segundo cultivo, pero esta vez más grande y de alto rendimiento.

Durante las gestiones practicadas, se comprobó que, desde el exterior, se escuchaba un zumbido continuo de extractores de aire, y que además existía un enganche ilegal, verificado por los técnicos de una compañía eléctrica, lo que provocaba la defraudación de una cantidad de energía muy elevada.

En el registro de esta segunda vivienda, se verificó la existencia de una otra plantación, con 752 plantas de marihuana, 140 esquejes, aparatos de control de clima, humedad y riego, productos fitosanitarios y abonos€ que habían sido cultivadas bajo un nivel técnico muy alto, pues se habían aplicado sistemas obtenidos en el laboratorio de pruebas en la siembra y crecimiento, instalado en el anterior.

Finalmente, la Guardia Civil detuvo a este hombre como presunto autor de un segundo delito contra la salud pública (cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes) y la defraudación de fluido eléctrico. La autoridad judicial decretó su libertad provisional sin fianza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído