03 de marzo de 2020
03.03.2020
Información

Recta final en el proceso de participación para la nueva plaza Benissaidó de Alcoy

Los vecinos elegirán entre dos propuestas elaboradas por el Ayuntamiento

03.03.2020 | 12:28
Reunión con los vecinos de la plaza

El proceso de participación vecinal puesto en marcha por el Ayuntamiento de Alcoy para definir la que será la nueva plaza Benissaidó se encuentra en la recta final, estando previsto que en el plazo máximo de un mes los vecinos indiquen cuál de las dos opciones existentes es la que quieren para reordenar dicha plaza.

Las dependencias del Centre d'Esports acogieron en la tarde del lunes una reunión con vecinos de la plaza Benissaidó y representantes de la Associació de Veïns de la Zona Nord a la que acudieron los concejales de Obras y Servicios, Jordi Martínez, y de Democracia Participativa y Transparencia, Teresa Sanjuán. En dicha reunión, los concejales informaron de la situación en que se encuentra el proceso para redefinir la plaza y facilitaron las dos propuestas en las que ha trabajado el Ayuntamiento para reordenar este espacio de la ciudad, con el fin de que los vecinos las conozcan y decidan qué opción les parece más adecuada.

Las dos propuestas quedarán expuestas en el Centre d'Esports a partir de la próxima semana y durante un mes, con el fin de que los vecinos puedan acercarse a conocerlas y voten la que más les gusta, para lo que se instalará una urna donde depositar los votos. Ambas reordenan el tráfico y los aparcamientos e introducen una zona verde, radicando la diferencia básicamente en el punto en que aparece dicho espacio ajardinado. Además, la actuación que se llevará a cabo mejorará también la iluminación, alcantarillado y cañerías.

A esta recta final del proceso de participación se llega después de diferentes contactos del gobierno con los vecinos, en los que se han recogido las propuestas y sugerencias vecinales y se ha trabajado para aportar dos posibles soluciones, que ahora los vecinos valorarán y elegirán una de ellas. La previsión es que las obras empiecen en verano y finalicen antes de que acabe este año, estando prevista una inversión de 250.000 euros, que serán sufragados por las arcas municipales.

El concejal de Obras y Servicios, Jordi Martínez, explica que "con la reordenación y mejora de la plaza Benissaidó damos solución a una reivindicación que mantienen los vecinos desde hace años, y con la obra se mejorará su calidad de vida". El edil destaca que "se ha trabajado para facilitar la participación ciudadana, hemos recogido sus sugerencias y hemos presentado dos propuestas que las incluyen, con el fin de que los vecinos se decanten por una de ellas y que permitirá que antes de fin de año tengamos una nueva plaza Benissaidó".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook