06 de febrero de 2020
06.02.2020
Alcoy

El IVE inicia la revisión de los 60 edificios del centro de Alcoy con mayor riesgo estructural

Técnicos del instituto que ya evaluaron las consecuencias de la DANA en la Vega Baja completarán 500 inspecciones en las próximas semanas

05.02.2020 | 23:21
Los técnicos visitando las casas que sufrieron derrumbes en la calle San Agustín.

El Instituto Valenciano de la Edificación (IVE) ha iniciado la revisión de los cerca de 500 inmuebles de más de 50 años del centro histórico de Alcoy, tal y como se había anunciado tras los derrumbes registrados tras el pasado temporal. Los técnicos desplazados a la ciudad, con experiencia en la evaluación de las concuencias de la DANA en la Vega Baja, han iniciado las inspecciones por los 60 edificios que se considera pueden tener un mayor riesgo estructural.

Un equipo de expertos de IVE se trasladó en la mañana de ayer a Alcoy para empezar a realizar los diagnósticos de los inmuebles de más de 50 años del centro de la ciudad, tras los siete derrumbes registrados como consecuencia de la borrasca «Gloria». Antes de iniciar los trabajos mantuvieron una reunión en el Ayuntamiento con técnicos municipales, los concejales de Obras y Urbanismo respectivamente, Jordi Martínez y Lorena Zamorano, y el director general de Rehabilitación, Jaume Monfort.

El primer listado, de unos 60 edificios, está compuesto por aquellos que se considera pueden tener un mayor riesgo estructural, por lo que los técnicos se dividieron en dos grupos. Uno de ellos empezó a trabajar por la zona del Raval Vell y el otro por el área de la Placeta Les Eres y la calle La Sardina. Una vez concluya la evaluación de estas primeras casas, se continuará por el resto hasta completar las casi 500 en las próximas semanas.

Según se ha informado desde el Ayuntamiento, se trata de expertos con experiencia que ya han trabajado recientemente en la evaluación de las consecuencias que la DANA tuvo en los inmuebles de la Vega Baja. La calificación será verde para las casas que estén en buenas condiciones, amarilla para aquellos en los que se detecten problemas y haya que actuar, y roja para cuando se condidere que hay que prohibir el acceso por los riesgos que supone.

Los diagnósticos, realizados por el IVE y asumidos económicamente por la Conselleria de Vivienda, configuran una medida excepcional y se engloban en las actuaciones a llevar a cabo tras los desplomes registrados. Las visitas de los técnicos se conciertan previamente con los propietarios.

Lorena Zamorano destacaba que las revisiones en los edificios de más de 50 años de todo el casco antiguo se van a llevar a cabo «en un tiempo récord, dando respuesta a la situación de excepcionalidad que Alcoy ha vivido con el temporal y tras conseguir la ayuda necesaria a través del IVE y la Conselleria para contar con esta foto fija de cómo se encuentra el parque de viviendas del centro».

Según la edil, «en pocas semanas tendremos una importante información que nos permitirá concretar, de manera objetiva, realista y sensata, las medidas que tenemos que aplicar teniendo en cuenta a las diferentes administraciones, ya que el Ayuntamiento no tiene capacidad por sí solo, y contando también con constructores, empresas del sector y propietarios privados».

Ordenanza


El gobierno municipal ha defendido la labor realizada por el Ayuntamiento, recordando que «Alcoy fue una de las primeras ciudades en incorporar la inspección de edificios, estableciendo una ordenanza municipal obligatoria para los edificios de más de 50 años, así como una revisión cada cinco una vez cumplidas las cinco décadas de antigüedad».

Según señala Zamorano, en estos años se han realizado casi 3.000 inspecciones, «por lo cual el 97% del parque de viviendas de la ciudad que superan los 50 años ha sido revisado al menos una vez».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente