29 de noviembre de 2019
29.11.2019
Alcoy

La inestabilidad de un talud paraliza las obras del Molinar y compromete una ayuda de medio millón

El Ayuntamiento tendrá que rescindir el contrato, rehacer los proyectos, volver a licitar y ejecutar la actuación en un tiempo récord de seis meses para no perder la subvención destinada a rehabilitar el antiguo complejo

28.11.2019 | 20:45
La dirección facultativa ha detectado problemas de inestabilidad tanto en el talud situado detrás de la fábrica de Els Solers como en la fachada del Molí Antic de Ferro.

La inestabilidad de un talud ha paralizado las obras de rehabilitación de la fábrica de Els Solers, en el conjunto de arqueología industrial del Molinar en Alcoy, poniendo en peligro además una subvención cercana al medio millón de euros. El Ayuntamiento tendrá que rescindir el contrato con la actual empresa, rehacer los proyectos, volver a licitar y ejecutar la actuación en un tiempo récord de seis meses para no perder la ayuda.

Tal y como se ha venido informando, el Ayuntamiento ponía en marcha el pasado mes de agosto la primera fase del proyecto de rehabilitación del conjunto de arqueología industrial del Molinar, originario del siglo XV y considerado como la cuna de la industrialización valenciana. Las obras, presupuestadas en 870,419 euros y adjudicadas por 712.090, afectaban a la fábrica de Els Solers, donde se va a aubicar un centro de interpretación.

Pues bien, los trabajos han quedado paralizados por problemas de seguridad, debido a la inestabilidad que presenta el talud situado en la parte posterior del edificio, a lo que hay que sumar el riesgo de que la fábrica del Molí Antic de Ferro, situada justo al lado, pueda registrar desprendimientos durante la actuación.

La concejala de Patrimonio, Lorena Zamorano, destaca que «estas situaciones han sido detectadas por la dirección facultativa, lo que unido a que la empresa también ha estado poniendo problemas desde el principio, nos ha llevado a suspender las obras y tramitar la resolución del contrato».

El Ayuntamiento tendrá que redactar ahora los proyectos para consolidar tanto el talud como la fachada del Molí Antic, licitar de nuevo las obras y ejecutarlas antes del próximo mes de mayo, para no perder la subvención de cerca de medio millón de euros que se había obtenido por parte de la Generalitat a través de fondos europeos.

Zamorano resalta que en un principio el plazo finalizaba en noviembre, pero que se amplió a mayo a la vista de que casi ningún municipio podía cumplirlo. «Aún así -reconoce- vamos a ir muy justos y a contrarreloj, entre otras cosas porque los proyectos también tendrán que recibir los informes favorables de la Conselleria de Cultura, debido a que el Molinar está catalogado como BIC. Íbamos bien, pero este contratiempo lo ha complicado todo.».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente