27 de noviembre de 2019
27.11.2019
Alcoy

La depuradora acogerá una planta para transformar lodos en bioplásticos y fertilizantes

La Agencia Valenciana de la Innovación impulsa esta experiencia piloto para estudiar cómo convertir los residuos en nuevos productos de valor añadido

26.11.2019 | 23:50
Imagen de la estación depuradora de Els Algars, donde se instalará la planta piloto.

La depuradora de Els Algars, que trata las aguas residuales de Alcoy, acogerá una planta piloto para estudiar la transformación de los lodos en bioplásticos, biogás y fertilizantes. La iniciativa está impulsada por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), que busca convertir los residuos en recursos y nuevos productos de valor añadido.

La Agencia Valenciana de la Innovación respalda un proyecto de la empresa FACSA, en colaboración con el centro tecnológico AINIA, para estudiar la puesta en marcha de nuevas líneas de aprovechamiento y valorización de los subproductos que se generen durante el tratamiento de las aguas residuales. En concreto, la firma castellonense pretende convertir los lodos resultantes del proceso de depuración en bioplásticos, biogás y fertilizantes para el campo.

En este sentido, y según la información facilitada desde la Generalitat, se pondrá en marcha una planta piloto en la estación depuradora de aguas residuales de Alcoy, que transformará el proceso convencional de tratamiento de lodos en una biorrefinería capaz de generar productos de valor añadido.

En la actualidad, la valorización de este subproducto presenta limitaciones. Aunque los lodos se someten a un tratamiento de estabilización, lo que abre la puerta a su reutilización como abono, una parte de estos residuos termina incinerada o en el vertedero.

Con una duración de dos años, el proyecto permitirá estudiar cómo, a través de la aplicación continuada de distintos procesos biotécnicos como la digestión anaerobia en doble fase, la bioacumulación de polihidroxialcanoatos y polifosfatos y el cultivo de microalgas, es posible transformar los residuos en recursos y nuevos productos de valor añadido.

Además de favorecer el tratamiento sostenible de las aguas residuales, esta iniciativa, bautizada como Bioedaria, estimula la implantación de un modelo de economía circular en el entorno de las depuradoras para valorizar y dar una segunda vida a los residuos, reduciendo al máximo la fracción que termina en los vertederos. La Agencia de la Innovación contribuye con una ayuda de 53.000 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente