16 de agosto de 2019
16.08.2019

Ni la xylella se libra de las críticas de Benilloba

La política, las medidas del Consell contra la plaga o la moda de viajar a Turquía para realizarse implantes capilares, parodiadas en la Nit de l'Olla

15.08.2019 | 21:23

El desfile humorístico atrae a multitud de vecinos de toda la comarca.

Los vecinos de Benilloba no dejaron «títere con cabeza» durante la Nit de l'Olla que abre las Fiestas en honor a Sant Xotxim. Los pactos políticos, las medidas del Consell para frenar el avance de la Xylella o la moda de viajar a Turquía para realizarse implantes capilares formaron parte del tradicional desfile humorístico que atrae cada verano a vecinos de toda la comarca.

Un divertido grupo de chicos «calvos» inició el desfile de la Nit de l'Olla de Benilloba promocionándose como «Viatges Arrabal. De pelats a peluts, la cartera ens han fotut». Todos ellos iban entrando en un túnel de estilo árabe, y salían con un espectacular «pelazo», parodiando la moda de viajar a Turquía para realizarse implantes capilares.

Otra de las críticas que más llamó la atención del público fue la que pedía al Consell que «no taleu els arbres, busqueu solucions o talleu-se els collons», así como «solucions per als afectats» y «no talleu els arbres sans».

La invasión del «Área 51» o la interpretación de Íker Jiménez en la investigación de «El extraño caso del centinela del Arrabal» también pusieron su toque de humor al desfile.

Como no podía ser de otro modo, los políticos tampoco se salvaron de las críticas, y un grupo de vecinos parodió el pacto entre PP y PSOE en la localidad. Una escuadra «mixta», la mitad de azul y la otra mitad de rojo, desfiló por las calles de Benilloba con frases como «igual té de dretes que d'esquerres» o «si no cobre, no entre».

El 50 aniversario de la llegada del hombre a la luna, el «atracament» de los bancos al más puro estilo de «La Casa de Papel» o la recreación del incendio de Notre Dame, con el anuncio de «Quasimodo busca piso en Benilloba» y la oferta de la iglesia con referencia a «Paco el retor», se sumaron a la crítica de «el melonero cansino», en alusión a los vendedores de melones manchegos que recorren la comarca en furgoneta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente