05 de enero de 2019
05.01.2019
EN DIRECTO

El Campamento Real del paraje alcoyano del Preventorio atrae a más de 20.000 personas

El novedoso recinto del Baradello recrea la residencia de los Reyes Magos y muestra el trabajo del astrólogo que sigue a la estrella que guía a Sus Majestades

05.01.2019 | 12:29
El Campamento Real del paraje alcoyano del Preventorio atrae a más de 20.000 personas
El Campamento Real del paraje alcoyano del Preventorio atrae a más de 20.000 personas

La actividad dispone por primera vez de dos espacios para dar cabida a un mayor número de visitantes

Más de 20.000 personas visitaron en la mañana de ayer las dos zonas del Campamento Real ubicadas en el área recreativa del Preventorio de Alcoy. Los nervios y la ilusión se podían ver en los rostros de todos los visitantes y aún más si cabe en el público infantil que esperaba impaciente la llegada de los Magos de Oriente a la ciudad. En esta cuarta edición la actividad inauguró un nuevo recinto ubicado en la zona del Baradello de Moya, un hecho que duplicó las entradas ofertadas y que posibilitó que más gente subiera a disfrutar del campamento.

Cartas, cajas de juguetes, paquetes y toda la infraestructura que los Reyes Magos utilizan en la noche previa a su llegada a la ciudad aguardaban en los dos recintos del Campamento Real. En total se habían vendido 15.000 entradas, el doble que el pasado año debido a la apertura del nuevo recinto. A esta cifra se sumaron los más de 5.000 visitantes que acudieron a la zona sin entrada para disfrutar desde el exterior de este gran atractivo alcoyano.

Los visitantes que acudieron al recinto ubicado junto al centro de mayores del Preventorio pudieron ver cómo el emisario real continuaba con la lectura de las cartas que los alcoyanos depositaron en las burritas durante el Bando. Junto a él multitud de pajes preparaban sin descanso un gran número de paquetes y juguetes para ser repartidos al paso de la Cabalgata por las calles de Alcoy. Los más pequeños mostraban nervios al ver sus nombres escritos en las cajas que esperaban para ser transportadas a sus domicilios. En esta zona también se podía observar a las burritas portadoras de las misivas que descansaban en el paraje tras la gran jornada de trabajo vivida la noche del viernes.

Los visitantes pudieron disfrutar durante el recorrido de la música navideña y entonar algunos de los villancicos más tradicionales de la navidad alcoyana. Muchos también aprovecharon la ocasión para solicitar fotos a los pajes e inmortalizar así el momento con los encargados de repartir la ilusión por los hogares de la ciudad.

En la zona inaugurada en esta cuarta edición ubicada en el Baradello de Moya los visitantes pudieron acceder a la jaima en la que aguardaban las camas de los Reyes Magos, así como unos manjares para alimentar a los ilustres personajes. También se podían ver sus tronos así como los estandartes de cada uno de sus séquitos. En este recinto también descansaban los camellos, que reponían fuerzas para afrontar el último tramo hasta la ciudad después del largo camino realizado desde Oriente.

Por último, los visitantes pudieron comprobar el trabajo que realizan los astrónomos de sus Majestades los Reyes Magos en el seguimiento de la estrella que guía a los ilustres a la ciudad de Alcoy.

En los alrededores de estos espacios también se podían apreciar centenares de cartas adornadas con ilusión en las que se recogían todas las peticiones a los Magos de Oriente.

Los más pequeños quedaban alucinados al ver las dependencias donde aguardaban todos los objetos de los ilustrísimos personajes.

Pequeños retrasos

El edil de Fiestas y Tradiciones, Raül Llopis, destacaba el buen transcurso de la jornada. Indicaba que los retrasos que se registraron en los autobuses para acceder al Preventorio son normales al concentrar a tanto volumen de gente en la actividad. Respecto a la afluencia de visitantes, el edil indicaba que «aunque mucha gente adquirió entradas para las dos zonas, haber ampliado el recinto ha posibilitado emitir un mayor número de pases y que pueda acceder más gente al campamento». Agradecía a la Asociación Cultural Samarita y a todas las personas que participan en la organización del Campamento Real por sumar cuatro ediciones de éxito de esta parada obligatioria del «Nadal Alcoià».

Según los datos facilitados por la concejalía de Fiestas, entre figurantes, músicos y organizadores había unas 200 personas. A este personal se sumaron también los efectivos de la Policía Local, Protección Civil y Cruz Roja.

El fin de la venta de entradas será benéfico como en anteriores ediciones y será la Asociación Samarita quien decida el destino de la cuantía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente