06 de octubre de 2018
06.10.2018
Muro

El Consell inicia el proceso para licitar el nuevo colegio Bracal tras once años en barracones

El proyecto fue presentado ayer en el Ayuntamiento tras once años en barracones y cuenta con un presupuesto superior a los seis millones de euros

06.10.2018 | 00:12
Miembros de la AMPA, la alcaldesa y el representante de Educación mostrando el proyecto.

El subdirector de Infraestructuras de la Conselleria de Educación se disculpa con la población por los retrasos acumulados.

La Conselleria ha iniciado el proceso para licitar la construcción del nuevo colegio Bracal de Muro. La ejecución de las obras supondrá un coste de más de seis millones de euros y pondrá fin a once años de barracones para la comunidad educativa. El subdirector de Infraestructuras de Educación, Jesús García, se ha disculpado con todo el pueblo por el retraso acumulado.

Jesús García se trasladó ayer por la mañana a Muro acompañado por los arquitectos del Consell que han supervisado el proyecto, para presentar y explicar tanto a los representantes municipales como a los de la comunidad educativa los pormenores de la construcción del nuevo colegio Bracal.

Durante el encuentro, celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento, el subdirector informó de que «el proceso de licitación se ha iniciado con la firma hoy mismo [por ayer] de la orden por parte del secretario autonómico de Investigación y Educación».

Asimismo, y aprovechando que en la reunión estaba el equipo de gobierno al completo, representantes de la AMPA, la directora del centro, profesores y la plataforma «Bracal Ja», Jesús García se disculpó con todo el pueblo por el retraso acumulado, debido, según justificó, en parte al propio proceso administrativo y a las bajas temerarias que se han producido durante el mismo.

El coste de las obras finalmente es de más de seis millones de euros, un precio superior al proyecto básico que se hizo hace años, en parte debido a que este primero no contemplaba la climatización de los edificios.

La alcaldesa de Muro, Jacquelín Cerdà, manifestó que «hoy [por ayer] es un día de celebración para todos los mureros, ya que hemos visualizado lo que será el nuevo colegio Bracal». Y es que el inicio del proceso de licitación de las obras supone que «cada día está más cerca de materializarse» y que se pondrá fin a once años de barracones y de continuas reivindicaciones.

No obstante, para que el nuevo centro sea una realidad todavía habrá que esperar como mínimo dos años más, ya que el proceso administrativo para adjudicar los trabajos se prevé que se alargue entre seis y siete meses, pese a que el representante del Consell apuntó que se intentará acortar lo máximo posible. Una vez la licitación finalice, las obras tienen un plazo de ejecución de 13 meses, según consta en el pliego de condiciones.

Alumnos, profesores y padres arrancaron el pasado mes de septiembre el nuevo curso con la ya tradicional concentración a las puertas de las aulas prefabricadas en las que estudian los niños y niñas de Primaria desde hace once años. En ese momento, la alcaldesa informó que desde Conselleria le habían dicho que había errores en la redacción del proyecto y que se estaban subsanando.

Hace poco más de una semana, la comunidad educativa volvía a reunirse para reclamar la construcción del nuevo centro y reprochar a la administración los continuos retrasos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente