14 de septiembre de 2018
14.09.2018

Los bomberos forestales van a la huelga en plena campaña por el impago de sus nuevas funciones

La movilización es de carácter indefinido y tiene su origen en la negativa de Tragsa y Hacienda a aplicar una subida salarial del 30%. Doscientos efectivos de la provincia están llamados desde hoy a secundarla, aunque con servicios mínimos de entre el 50 y el 80%

13.09.2018 | 23:59
Dos bomberos forestales en plena intervención en un incendio registrado en Alcoy.

Los bomberos forestales van a ir a la huelga en plena campaña de incendios ante la negativa de Tragsa a remunerarles sus nuevas funciones, bajo el argumento de que no tiene la autorización del Ministerio de Hacienda. La movilización, que arranca hoy, es de carácter indefinido y son 200 los efectivos de la provincia de Alicante que están llamados a secundarla, aunque con servicios mínimos que oscilan entre el 50 y el 80%, dependiendo del nivel de alerta.

Tal y como ya informó este diario, el conflicto se remonta a principios de año, cuando los bomberos forestales empiezan a reclamar a Tragsa un incremento salarial del 30% después de haber asumido las nuevas funciones contempladas en la Ley de Emergencias. Figuran, entre otras, actuaciones en caso de nevadas, búsqueda de personas desaparecidas, colaboraciones con los agentes medioambientales, retirada de árboles caídos o la extinción de incendios en la interfaz urbano-forestal.

La negativa de Tragsa a aplicar este incremento ya propició una convocatoria de huelga indefinida para el pasado 7 de septiembre, que sin embargo fue aplazada tras una reunión ante el Tribunal de Arbitraje en que la empresa argumentó que la movilización no estaba justificada debido a que todavía no había sido aprobado el reglamento en el que se recogen las nuevas funciones.

Pues bien, el documento en cuestión recibió el visto bueno del Consell el pasado viernes, por lo que los sindicatos esperaban que Tragsa se aviniese a aplicar el incremento salarial. Nada más lejos de la realidad, dado que ayer, en una nueva reunión ante el mismo tribunal, las posturas continuaron igual de enfrentadas. Juan Carlos Argüelles, de Intersindical Valenciana, explicaba a este diario que «seguimos sin acuerdo. Ahora nos dicen que no cuentan con la autorización del Ministerio de Hacienda, por lo que no hemos tenido más remedio que recurrir a la huelga».

El dirigente sindical recordaba que la remuneración de las nuevas funciones está pactada con la Generalitat, que incluso está consignando las partidas económicas correspondientes a tal efecto, pero sin que lleguen a hacerse efectivas. «En el fondo -señala Argüelles-, lo que le preocupa a la empresa y al Ministerio es que este incremento tenga un efecto llamada en el resto del territorio nacional».

Es por ello que piden la mediación del presidente de la Generalitat, Ximo Puig. «Tiene que presionar a Pedro Sánchez para desbloquear la situación y se nos abone lo que está pactado», enfatiza el representante de Intersindical.

Con todo, 750 bomberos forestales de la Comunidad Valenciana -alrededor de 200 en la provincia de Alicante-, están llamados desde hoy a la huelga de carácter indefinido, y para la que se espera un amplio seguimiento.

En cualquier caso, el colectivo, teniendo en cueta que presta un servicio público de suma importancia, estará obligado a cumplir los estrictos servicios mínimos que le han sido impuestos, y que son del 50% en caso de alerta 1, del 60% en alerta 2 y del 80% en alerta 3. Para hoy, primer día de la huelga, estaba previsto aplicar una alerta 1.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente