10 de junio de 2018
10.06.2018

El plan director del Molí de Paper de Ibi prevé reconstruir todos los elementos del edificio

El documento ensalza el valor histórico y patrimonial del inmueble e incide en la importancia de reflejar toda su historia y de que sea una puerta de acceso a la Font Roja

10.06.2018 | 01:00
Vista del Molí de Paper de Ibi y de su entorno, junto al lavadero aún en uso.

El Molí de Paper de Ibi ya tiene plan director. Un documento que resalta la importancia de su valor histórico y patrimonial así como la importancia de reconstruir cada uno de sus elementos. Este es un paso más en la creación de un proyecto que finalmente convertirá esta pieza única ibense en un lugar de referencia para todos los vecinos y visitantes. Además, este plan permitirá al consistorio la solicitud de subvenciones para avanzar el proceso que supone un gran desembolso económico.

El Ayuntamiento de Ibi continúa los trámites para la rehabilitación y ejecución del proyecto del Molí de Paper. La elaboración del plan director suma un escalón más en este largo y costoso proyecto. Un trámite que como valoraba el edil de Urbanismo, Santi Cózar, «describe las posibilidades que tiene y nos permitirá optar a subvenciones para poder avanzar más rápido en su ejecución». Este informe realiza un inventario de los elementos y materiales existentes, con el objetivo de que se tengan en cuenta y realizar así una correcta valoración en futuras actuaciones en el edificio.

Dentro de las premisas que el documento contempla, resaltan su riqueza arquitectónica, histórica y etnográfica además de su valor medioambiental que lo considera como una nueva puerta de acceso a la Font Roja. Cózar destacaba que «los 1.300 metros cuadrados de interior y 900 de exteriores tienen un gran esplendor que deben estudiarse detenidamente para convertirlos en un proyecto completo y con un gran sentimiento ibense». Indicaba que, además de los programas culturales, se está estudiando la posibilidad de diseñar otras acciones que sirvan para dinamizar y hacer sostenible la inversión de este emblemático inmueble.

Tras la presentación por parte del equipo de gobierno, el resto de grupos políticos dispondrá de tres semanas para su análisis y la presentación de propuestas de mejora con el objetivo de empaquetar el documento y realizar la versión final. Una vez el consistorio disponga del plan director definitivo podrá iniciar la fase del proyecto, sin duda, la que será la más ardua y compleja de ejecutar ya que será la que defina de forma concreta que será finalmente el Molí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente