29 de agosto de 2017
29.08.2017

El Ayuntamiento de Ibi amplía el cementerio con la construcción de 240 nichos

La actuación permitirá trasladar los restos afectados por el derrumbe del recinto 2 y garantizar nuevos espacios

29.08.2017 | 00:43
Imagen de una de las actuaciones llevadas a cabo en el cementerio de ibi tras el derrumbe.

El área de Urbanismo del Ayuntamiento de Ibi construirá en la parte nueva del cementerio 240 nichos, con el objetivo, por una parte, de terminar el traslado de los restos afectados en el derrumbe del recinto dos y, por otra, para garantizar espacio para los próximos años.

El edil de Urbanismo, Santi Cózar, reseñaba que «el Ayuntamiento pretende que estas acciones sean continuadas para que el cementerio ibense nunca tenga problemas de espacio». Por otra parte, confesaba que son conscientes del tiempo que el problema del recinto 2 lleva abierto y por ello quieren clausurarlo de cara al próximo año.

Las acciones inmediatas que se realizarán en la parte nueva, tendrán un importe total de 145.000 euros, dando como resultado los 240 nichos, de los cuales 80 estarán ocupados de inmediato por el traslado de los restos afectados por el derrumbe del recinto 2. Esta parte del cementerio, asimismo, se abordará el próximo año invirtiendo un total de 532.250 euros de los cuales un 65% serán subvencionados por la Diputación de Alicante, y el resto, que asciende a 187.000 euros, serán aportados por el Ayuntamiento de Ibi.

Esta zona que empezó a dar problemas en mayo de 2010, tenía un total de 600 nichos que se vieron afectados por las lluvias. El incidente provocó el hundimiento de 3 columnas de 5 alturas, dañando un total de 15 nichos que habían sido construidos en 1970. En ese momento el Ayuntamiento tuvo que proceder a la exhumación e identificación de los cuerpos con la colaboración del Área de Medicina Legal y Forense de la UMH. Durante todo el proceso, el consistorio avisó a los familiares de afectadas, y se realizaron los trámites administrativos, teniendo que conseguir el certificado literal de defunción de cada uno de los difuntos. Ésta fue la primera brecha del problema que se «cerraba» en el año 2012 con la clausura total del recinto, lo cual supuso un inconveniente para el Ayuntamiento, ya que el número de traslados que había que realizar era de gran envergadura. Por ello, desde el consistorio se han tenido que realizar sucesivas ampliaciones para dar por finalizados los traslados.

La subvención de la Diputación, así pues, permitirá reutiliza el recinto, ubicado en la parte antigua, y disponer de nichos más amplios y una zona mejorada a partir del año 2018.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente