14 de agosto de 2017
14.08.2017

Tres detenidos en la recta final de las Fiestas de Cocentaina

A dos de ellos se les imputa un delito de robo con fuerza y al tercero resistencia grave y atentado contra los agentes de la autoridad

14.08.2017 | 11:39

La Policía Local ha detenido a tres personas en la recta final de las Fiestas de Moros y Cristianos de Cocentaina. A dos de ellos se les imputa un delito de robo con fuerza en grado de tentativa y al tercero conducción bajo los efectos del alcohol, negativa a someterse a las pruebas, resistencia grave y atentado contra los agentes de la autoridad, además de la denuncia por portar un arma prohibida, según la información facilitada.

Las Fiestas de Cocentaina han transcurrido con normalidad y sin incidentes destacados hasta este madrugada, cuando la Policía Local recibió una llamada en torno a las 0.45 horas alertando de que se escuchaban golpes en una nave de la calle Sangrador. Según las fuentes consultadas, las patrullas que formaban el dispositivo de seguridad para las verbenas acudió al lugar indicado y localizó a una persona, mientras que una segunda huyó por la subida a Sant Critòfol. Finalmente, los agentes consiguieron localizarla, así como comprobaron que ambas estaban utilizando un gato metálico para acceder al interior de una fábrica. Además, en el exterior de la nave habían forzado una ventana y habían roto los cristales de la puerta de acceso a la industria. Tras su detención se les imputa un delito de robo con fuerza en grado de tentativa.

Horas más tarde, en torno a las 3.50, la Policía Local dio el alto al conductor de un ciclomotor que circulaba a gran velocidad por la avenida del País Valencià y sin luz trasera. Una vez los agentes lograron que detuviera el vehículo observaron que "tenía síntomas de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas", según las citadas fuentes. El conductor se puso agresivo, negándose a someterse a la pertinente prueba y golpeando a dos de los policías, que han sufrido lesiones leves. El detenido, además, intentó sacar de una riñonera un puño americano, por lo que los agentes tuvieron que reducirlo. Por todo ello, se le imputan delitos por conducir bajo los efectos del alcohol, negarse a someterse a las pruebas, resistencia grave y atentado contra los agentes de la autoridad, además de la denuncia por portar un arma prohibida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente