05 de julio de 2017
05.07.2017

Un deterioro galopante

Las instalaciones se están degradando a causa del expolio y la falta de mantenimiento tras once años de abandono

05.07.2017 | 00:28
La degradación es más que evidente en los edificios.

Las instalaciones de la Base de Aitana se están sumiendo en la degradación tras once años de abandono. El expolio, los actos vandálicos y la falta de mantenimiento han propiciado un deterioro galopante de las edificaciones, como se puede comprobar con los ventanales y conduciones arrancadas, puertas destrozadas y otros muchos desperfectos.

La ejecución del proyecto para transformar el acuartelamiento en un centro de servicios es, por tanto, acuciante, antes de que la ruina haga imposible recuperarlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine