08 de diciembre de 2013
08.12.2013

La fábrica de los sueños

La esperada reapertura del Museo del Juguete en la antigua factoría Payá resulta todo un éxito al contar con una asistencia masiva de visitantes

07.12.2013 | 21:21
La fábrica de los sueños

Acontecimiento en la Foia. El Museo Valenciano del Juguete de Ibi vuelve a estar abierto tras permanecer cuatro años cerrado. Su reapertura, que tuvo lugar el viernes de la semana pasada, ha resultado ser todo un éxito al registrarse una importante asistencia de visitantes. Solo la sala principal alberga alrededor de 400 piezas.

Ibi cuenta desde hace poco más de una semana con un renovado Museo Valenciano del Juguete, un lugar donde soñar y en el que tanto niños como adultos pueden disfrutar de la amplia colección de juguetes, en su mayoría fabricados en la localidad.
La antigua fábrica Payá, la que fuera pionera en el sector a principios del siglo XX, alberga esta muestra, donde, de los más de 4.000 metros cuadrados de superficie, han sido rehabilitados poco más de 900 para tal fin. El museo cuenta con dos salas diferentes: una en la que se colocarán exposiciones temporales y otra de 400 metros cuadrados para la muestra permanente.
«Donde viven los sueños» es una recopilación de 84 juguetes fabricados en la villa. Esta colección cuenta con piezas que datan desde 1917 hasta 1999, las cuales ya fueron expuestas en la Casa de la Cultura. A modo de laberinto, los juguetes están colocados en el interior de unas circunferencias metálicas y se clasifican por temáticas: general, personajes y hogar y medios de transporte.
Continuando con el recorrido por las instalaciones, la sala principal alberga alrededor de 400 piezas. En ella se han colocado vitrinas y se ha instalado suelo de colores. Los juguetes están colocados por temas tan dispares como el mundo natural y rural, transportes, hogar, ciudad y velocidad, delimitando cada área con un color diferente. Asimismo, en las vitrinas centrales se han situado los juguetes más antiguos y en las laterales se han incorporado otro tipo de elementos, como son planos, despieces de juguetes, una matriz y patentes.
Justo al final de esta sala se ha habilitado una gran pantalla en la que se proyectarán imágenes de cómo se fabricaban los juguetes. Esta zona, aunque está terminada, no se encuentra disponible, ya que según ha explicado la responsable del museo, Pilar Avilés, «estamos esperando a que nos entreguen los audiovisuales».
Como novedad, con respecto a la anterior etapa, «ahora hemos intentado que la mayoría de las piezas expuestas sean de fabricación ibense», ha destacado Avilés. De hecho, el 60% de los juguetes de la muestra permanente son locales, a pesar de que también hay alemanes y de otras ciudades españolas, además de procedentes de Japón, Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Italia y Suecia.
La responsable de la sala ha querido destacar la importancia del sector alemán, puesto que «fueron pioneros» y los fabricantes de Ibi «se fijaron mucho en Alemania para confeccionar juguetes de hojalata».
El trabajo realizado ha sido compensado con la gran acogida que ha tenido la reapertura del museo, pues, tal y como ha indicado Pilar Avilés, en el primer fin de semana 471 personas han visitado las instalaciones. La responsable achaca el éxito a «las ganas que tenían los ibenses de que se volviese abrir», así como al mal tiempo, ya que «la nieve hizo que muchos vecinos nos visitasen».
La dirección del museo ya está trabajando para retomar cuanto antes las actividades que venían realizando antes del cierre de las instalaciones, en 2009.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente