26 de febrero de 2013
26.02.2013

La agricultura gana terreno

La asociación sin ánimo de lucro Servicios Rurales Montaña de Alicante recupera para la explotación 130 hectáreas pertenecientes a fincas en estado de abandono y dará empleo a 200 personas en la campaña de recolección de la cereza

26.02.2013 | 00:00
Un operario de la asociación trabajando en unos campos de cerezos de Vall de Gallinera que han sido recuperados.

Iniciativa social. La agricultura tiene futuro y potencial para la creación de empleo. Eso al menos es lo que se ha empeñado en demostrar la Asociación Servicios Rurales Montaña de Alicante, una entidad sin ánimo de lucro que en apenas medio año de funcionamiento se ha hecho cargo de la explotación de 130 hectáreas de terrenos en estado de abandono y creará 200 puestos de trabajo en la campaña de la cereza.

La Asociación Servicios Rurales Montaña de Alicante, con sede central en Planes, quedó constituida hace apenas medio año bajo la presidencia de Marcos Simón, un hombre con dilatada experiencia en el mundo agrario, dado que está al frente de la Denominación de Origen Cerezas Montaña de Alicante y la cooperativa del mismo nombre. El objetivo de esta entidad sin ánimo de lucro, como ya avanzó este diario, es la apuesta por la agricultura como medio para generar empleo en las zonas rurales de las comarcas del norte de la provincia.
La iniciativa se puso en marcha con la contratación de 30 personas que en las instalaciones de la cooperativa antes citada trabajaron en la clasificación y comercialización de dos millones de caquis procedentes de la comarca valenciana de La Ribera. Con todo, otra de las finalidades de la entidad era la recuperación y explotación de fincas en estado de abandono o semiabandonadas, objetivo que a día de hoy ya se puede decir que se ha cumplido con éxito.
Según explicaba Simón, en la actualidad la sociedad dispone de 1.300.000 metros cuadrados de terrenos situados en municipios como Planes, Vall de Gallinera, Vall d'Alcalà, Almudaina, Benasau e incluso Alicante, parte de los cuáles ya están siendo trabajados en estos momentos por personal contratado a tal efecto. Se trata, en su mayor parte, de fincas de cerezos, con lo que con la llegada de la campaña de recolección se calcula que se podrán generar hasta 200 empleos.
El presidente resaltó que las fincas han pasado a manos de la entidad a través de contratos de arrendamiento de 15 o 20 años. "Ofrecemos a los propietarios que no pueden trabajar estos terrenos la posibilidad de hacernos cargo de ellos, con lo que evitamos abandonos y recuperamos campos que ya no eran produtivos", manifestó.
Empleados de la sociedad ya están trabajando los bancales que están en mejores condiciones para que puedan ofrecer un rendimiento esta próxima campaña, mientras que los más deteriorados tendrán que ser replantados. Los contratados procederán de los municipios cercanos. "El objetivo es generar empleo, fijar población y proteger el medio", dijo.
Los beneficios que se generan se reinvierten en proyectos sociales. En este sentido, esta pasada Navidad se llevaron a cabo varios talleres en la zona, y en la actualidad se imparten clases de inglés.

Experimentación con nuevas variedades
El presidente de la Asociación Servicios Rurales Montaña de Alicante, Marcos Simón, explicó que en una de las fincas que ha comenzado a explotar, concretamente en Planes, se experimenta con una nueva variedad de cereza. El objetivo es adelantar la recolección para disfrutar de los mejores precios del mercado, y de momento los árboles ya han empezado a florecer. "Para los agricultores es un riesgo este tipo de experimentación, con lo que la entidad también puede jugar un papel en este sentido", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente