14 de octubre de 2012
14.10.2012
Alcoy

El Centre d´Art se queda en el limbo

El Sabadell no lo ha asumido y sigue en manos de los administradores del Banco de España y de la decisión que adopte el Consell sobre el futuro de la Obra Social de la CAM y de este complejo

14.10.2012 | 02:00
El Centre d´Art d´Alcoy permanece cerrado desde agosto del año pasado y su futuro es cada vez más incierto.

El futuro del Centre d'Art d'Alcoi (CADA) es cada vez más incierto, hasta el punto que se podría decir que esta infraestructura cultural se encuentra instalada en estos momentos en el limbo. El Banco de Sabadell no la ha asumido dentro de la operación de compra de Caja Mediterráneo, con lo que sigue en manos de los administradores del Banco de España y a la espera de lo que la Generalitat decida finalmente sobre la Obra Social. Mientras tanto, el centro ya lleva más de un año cerrado, y las esperanzas de reapertura se están desvaneciendo.
El CADA abría sus puertas el 28 de diciembre de 2010 en un acto presidido por el aquel entonces presidente de la Generalitat, Francisco Camps. Promovido por la CAM, así como por la Conselleria de Cultura comandada por la alcoyana Trini Miró, se ubicó en el inmueble que durante un siglo había sido la sede central del Monte de Piedad y la entidad de ahorro. Tras una inversión para adecuar el edificio de 3,5 millones de euros, el complejo se inauguró con la pretensión de acoger exposiciones de primer nivel y convertirse en un referente cultural de primer orden en el conjunto de la Comunidad Valenciana.
Sin embargo, tan sólo siete meses después el CADA interrumpía la actividad para acometer algunas mejoras en el edificio. La intención era aprovechar el verano para ejecutar las obras, pero la intervención de la CAM complicó el proceso hasta el punto que no se realizaron los trabajos y se despidió a los trabajadores. Desde entonces, el inmueble ha permanecido cerrado y sin ninguna actividad.
Transcurrido ya más de un año, la incertidumbre sigue reinando sobre el futuro de esta infraestructura. Según la información a la que ha tenido acceso este diario, el Banco de Sabadell no asumió la propiedad del CADA, toda vez que estaba englobado en la Obra Social de la CAM.
Este es el motivo por el que la gestión, el presente y el futuro del complejo se encuentra en estos momentos en manos de los administradores del Banco de España, y más en concreto del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).
Tal y como ha informado este diario, el Consell ha descartado la desaparición de la Obra Social y ultima un acuerdo con el FROB, por medio del cual la Generalitat nombrará a los responsables de liquidar la caja y traspasar a una fundación su patrimonio actual, valorado en 137 millones de euros.
Con todo, esta decisión, que en principio podría allanar el camino para la reanudación de las actividades en la Obra Social, no garantiza de entrada que el Centre d'Art d'Alcoi vaya a abrir de nuevo sus puertas y, si lo hace, que continúe con el mismo proyecto ambicioso con el que inició su andadura.
Por otro lado, la decisión adoptada en su momento por el anterior gobierno municipal del PP en Alcoy, de no implicarse en el proyecto, supone que en estos momentos se encuentre al margen de las negociaciones y que no pueda tener voz y voto sobre el futuro de una infraestructura cultural de gran importancia para la ciudad.

Una asistencia de más de 20.000 visitantes
El Centre d'Art d'Alcoi (CADA) tuvo una muy buena aceptación por parte del público, hasta el punto que en los apenas siete meses de funcionamiento superó ampliamente los 20.000 visitantes.
La apertura del complejo se hizo coincidir con una exposición del fotógrafo Canito y otra de pintores alcoyanos de los siglos XIX y XX. Posteriormente irían desfilando por las salas del CADA otras muestras de un gran nivel, como es el caso de una colección de bodegones de Zurbarán y Goya, procedente del Museo del Prado.
Pero las exposiciones no eran el único atractivo del centro. Durante los meses que estuvo abierto se llevaron a cabo distintas actividades en forma de conciertos, demostraciones y cursos, que dotaron al inmueble de vida.
Todo ello quedó interrumpido con la intervención de la CAM y a día de hoy todavía no se ha reanudado. El inmueble permanece cerrado a cal y canto a la espera de que el Consell o la futura fundación que gestionará la Obra Social decida cual es el futuro de esta infraestructura cultural que tuvo un funcionamiento ilusionante y a la vez efímero. M. V.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente