07 de agosto de 2012
07.08.2012
Alcoy

El Ayuntamiento suspende las licencias de obras en Serelles

La medida adoptada por el gobierno municipal es el paso previo a la retirada de la condición de agente urbanizador a la promotora Luxender

07.08.2012 | 02:00
La urbanización de Serelles, a los pies de Mariola, se encuentra inacabada.

El Ayuntamiento de Alcoy ha suspendido la concesión de licencias de actividad en Serelles. La medida adoptada por el gobierno municipal es un paso previo a la retirada de la condición de agente urbanizador a la promotora Luxender, con el objetivo de que sea el propio Consistori0 el que se encargue de finalizar los trabajos pendientes en la zona.

Tal y como ha venido informando este diario, el anterior ejecutivo local del PP impulsó un proyecto para la construcción de 1.500 chalés en la zona de Serelles, justo en las faldas del parque natural de Mariola. La actuación se tenía que ejecutar a través de tres fases. La empresa Luxender procedió a la urbanización de todo el perímetro y a levantar las primeras viviendas, pero la crisis del ladrillo propició que la mercantil acabara declarándose en concurso de acreedores con sólo seis viviendas ocupadas y la mayor parte de las manzanas por terminar.

Así las cosas, el nuevo gobierno municipal, integrado por el PSOE, el Bloc y EU, ha iniciado los trámites para retirarle la condición de agente urbanizador a Luxender, con el objetivo de que sea el propio Ayuntamiento el encargado de finalizar trabajos pendientes de urbanización, para lo cual utilizará el dinero procedente del aval.

Dentro de este proceso, el Diario Oficial de la Comunidad Valenciana (DOCV) publicaba la pasada semana la información pública del acuerdo de la suspensión cautelar de licencias de actividad, parcelación de terrenos, edificación y demolición por el plazo máximo de un año en el sector Solana 1, justo la zona en la que se ha desarrollado la primera fase de la urbanización.

Según explicaba el concejal de Urbanismo, Natxo Gómez, "esta decisión es un asunto de seguridad jurídica, ya que no queremos que nadie nos pida licencias mientras llevamos a cabo los trámites. El principal problema de la zona es que no hay suficientes accesos ni agua, y mientras no se solucionen estos aspectos no se puede construir nada".

Por otro lado, y tal y como ya informó este diario, el Ayuntamiento se ha visto obligado a reiniciar el expediente para la retirada de la urbanización a Luxender, debido a que el original se tuvo que archivar al no haberse emitido en tiempo y forma el informe necesario por parte del Consejo Jurídico Consultivo.

Gómez manifestó que "la Conselleria ya tiene en su poder el expediente y ahora estamos a expensas de lo que nos diga". Se espera que esta vez sí no haya problemas, y que el proceso para la retirada de la condición de agente urbanizador pueda llegar a buen término.
El reinicio del expediente fue aprobado en el transcurso de un pleno municipal celebrado a finales del pasado mes de julio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente