27 de junio de 2012
27.06.2012
Alcoy

El Ayuntamiento bloquea los cuatro edificios que faltan en La Estambrera

El concejal de Urbanismo anuncia que se impedirá construir los dos inmuebles con licencia tras el fallo del TSJ que suspende el permiso de los ya levantados

28.04.2012 | 02:00
Aspecto de la misma zona cuando todavía estaba la desaparecida empresa textil.

El complejo de La Estambrera, en Alcoy, está situado junto al puente de San Jorge y está configurado por dos inmuebles. En realidad, se trata de una imagen provisional, toda vez que el estudio de detalle aprobado en solitario por el gobierno del PP contemplaba hasta seis edificios en la manzana. El Ayuntamiento, según anunció ayer el concejal de Urbanismo Natxo Gómez, impedirá por ahora la construcción de más bloques en tanto no se disponga de un informe con el visto bueno de la Conselleria de Cultura.
Otro de los proyectos urbanísticos que impulsó el gobierno de Jorge Sedano ha vuelto al primer plano después de que el TSJ haya suspendido, como informó ayer este diario, la licencia de obras otorgada para la construcción de dos edificios de La Estambrera, que están terminados y habitados desde hace tiempo. El tribunal justifica la medida -que de facto convierte ambos inmuebles en ilegales- en que la concesión del permiso no incluyó un informe preceptivo de la Conselleria de Cultura; en concreto, la sección primera de la sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ considera que tenía que haberse evaluado el impacto de estas obras en el puente de San Jorge, que está situado justo al lado -de hecho, la urbanización acaba a dos metros de los pilares-, al formar parte del BIC del casco antiguo, que también es conjunto histórico-artístico.
El complejo queda, de esta forma, al menos temporalmente, fuera de la ley al haberse anulado la normativa que lo regulaba, según ha subrayado el portavoz de EU, Paco Agulló, formación que interpuso el recurso en contra del proyecto avalado por el Ayuntamiento. El PP, a través de Fernando Pastor, ha explicado que "nunca nadie, ni desde el punto de vista técnico ni político, entendió que se debía pedir autorización a la Dirección de Patrimonio. Era un expediente con mucha carga mediática y si se hubiese advertido la mínima duda, los técnicos lo habrían hecho constar".
La situación, sin embargo, es más complicada de lo que a simple vista parece, ya que el complejo incluye un total de seis edificios. A finales de mayo de 2011, el gobierno del PP, en su última Junta, aprobó la construcción de dos casas más, una decisión que fue duramente criticada por los grupos que ahora tienen la mayoría en el Ayuntamiento. Natxo Gómez explicó ayer a este diario que "en principio, la licencia otorgada a estos dos edificios no tiene ningún problema, porque no ha sido recurrida ante los tribunales. De todas formas, tenemos claro que el Ayuntamiento no permitirá construir más edificios en tanto no se aporte un informe favorable de la Conselleria de Cultura".
Además, la licencia para estas dos nuevas casas -que serán exactamente igual a las ya construidas, y con un total de 55 pisos- ha caducado, debido a que la promotora Miragolf no ha iniciado las obras en los seis meses siguientes a la concesión. El Ayuntamiento, como ya informó este diario, está prorrogando de forma automática todas las licencias de edificación que caducan, con el propósito de colaborar con las empresas en la situacion de crisis actual. Por eso, "aunque la empresa no ha prorrogado todavía la licencia, tiene derecho y puede hacerlo, pero el Ayuntamiento no le permitirá construir. Primero tendrá que volver a pedir licencia y aportar un informe de la Conselleria de Cultura, que veremos qué dice. Mientras tanto, habrá que esperar acontecimientos".
El Ayuntamiento, como explicó Paco Agulló, no tiene previsto recurrir la sentencia del TSJ, pero es prácticamente seguro que la firma Miragolf lo hará, en un intento de que bien esta instancia bien el Tribunal Supremo revoquen la decisión judicial contra sus edificios. Todo esto provocará que pase bastante tiempo, con t0da probabilidad más de un año, hasta que se pueda producir una sentencia firme.
A pesar de que Agulló apuntó que se podría llegar en el caso más extremo a la demolición de ambos edificios, esta opción se considera inverosímil. Los portavoces de EU, no obstante, sí dejaron claro que en el caso de una sentencia judicial firme y definitiva contra el proyecto, desde esta formación se plantearía la eliminación de las plantas que superan la plataforma del puente.
La altura de los edificios fue una de las cuestiones que más polémica suscitó durante su construcción, debido al impacto visual que generaban al sobrepasar la altura de la plataforma del puente de San Jorge, algo que numerosos partidos y entidades ciudadanas señalaban no debía producirse. Desde el gobierno del PP se negó tajantemente este extremo, alegando que únicamente sobrepasaban la plataforma las casetas de los ascensores y las antenas, lo cual estaba excluido de la altura general de los edificios.

Un conflicto "incómodo" para el Ayuntamiento
Aunque EU ha anunciado que el Ayuntamiento no recurrirá la sentencia de la Estambrera, en medios consultados por este diario se han mostrado dudas acerca de que se trate de una decisión acertada. Los tres grupos que ahora forman el gobierno rechazaron el proyecto urbanístico impulsado por el PP, hasta el punto que EU fue la formación que llevó el asunto a los tribunales. Ahora, tras el fallo contrario a la licencia de obras, Agulló dijo que el Ayuntamiento no recurrirá tal fallo, mientras que presumiblemente sí lo hará la codemandada Miragolf. Ahora bien, el Ayuntamiento podría encontrarse con un problema espinoso en el futuro, dado que si compradores de pisos de la Estambrera demandaran a la promotora por daños y perjuicios, también podrían dirigirse contra el consistorio, que a la postre concedió la licencia para la construcción de los inmuebles. Los medios consultados apuntan a que los servicios jurídicos municipales estarán reflexionando sobre este tema. M. C.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente