07 de septiembre de 2011
07.09.2011
Alcoy

El peligro de derrumbe de dos casas en ruinas obliga a cortar la calle Sant Joan

El Ayuntamiento tramita por vía de urgencia el derribo de ambos inmuebles, de propiedad municipal

07.09.2011 | 02:00
El Ayuntamiento ha acordonado con vallas las casas afectadas en previsión de posibles desprendimientos.

El peligro de derrumbe de dos casas en ruinas ha obligado a cortar al tráfico la calle Sant Joan de Alcoy, en pleno casco histórico. El Ayuntamiento está tramitando por vía de urgencia el derribo de ambos inmuebles, que son de propiedad municipal.
La calle Sant Joan de Alcoy, en el centro de la ciudad, está cortada al tráfico desde el pasado lunes, debido al peligro de derrumbe que presentan las casas números 16 y 18. Ambos inmuebles, de cuatro plantas de altura, están deshabitados debido a su estado de ruina.
Según la información facilitada por concejal de Urbanismo, Natxo Gómez, la decisión de cortar la calle se adoptó tras registrarse el hundimiento de parte del tejado de una de las casas. Además de colocar las placas que prohíben el tránsito de vehículos, también se ha procedido a acordonar ambas casas ante el riesgo de que se produzcan desprendimientos.
Se trata, en cualquier caso, de una calle poco transitada y de un solo carril, con lo que no se han registrado problemas importantes para el tráfico rodado, a pesar de que algunos conductores utilizan este vial para desplazarse desde la zona de Correos a la plaza de España.
Con todo, y según explicó Gómez, el Ayuntamiento está tramitando por vía de urgencia el derribo de los dos inmuebles, con el objetivo de evitar el peligro y que la circulación por este vial pueda volver a la normalidad.
Una vez recibidas las propuestas técnicas de derribo, el gobierno municipal procederá a conceder la autorización para el inicio de los trabajos. Según el edil de Urbanismo, se espera que las obras puedan comenzar esta misma semana y que la ejecución se lleve a cabo con la máxima celeridad posible.
Tras este nuevo derribo, ya serán varios los solares vacíos que se concentren en esta calle, fruto de sucesivas demoliciones de casas en ruinas.
La crisis del ladrillo propicia que tanto en esta zona como en otros puntos de la ciudad los proyectos de construcción de viviendas hayan quedado aparcados, con lo que los solares permanecen vacíos sin que las promotoras muestren interés por ellos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine