10 de julio de 2011
10.07.2011
Alcoy

Ocho menores inician una terapia con perros

Estos jóvenes con riesgo de exclusión social podrán mejorar su autoestima gracias a la interacción con estos animales

10.07.2011 | 02:00

El albergue municipal canino de Alcoy, sede de la Protectora de Animales y Plantas, fue el escenario donde ayer los ocho menores en situación de riesgo y/o exclusión social y que están tutelados por la Conselleria de Justicia y Bienestar Social iniciaron la terapia con los perros. Es un programa pionero con el que se persigue que los chicos y las chicas, de 11 a 16 años, de los centros Lucentum y Llauradors que participan en esta iniciativa mejoren su autoestima. Ayer fue la primera sesión de esta terapia que se celebrará todos los sábados hasta el mes de septiembre.
Los ocho jóvenes llegaron a la sede de la Protectora de Animales y Plantas de Alcoy donde les esperaban los voluntarios y el equipo de profesionales que van a estar con ellos durante estos meses. Fue una primera toma de contacto en la que también incluyó una visita a las instalaciones, saber las normas de seguridad y, una de las cosas más importantes, conocer a los perros, que en su momento han sido abandonados, a los que van a tener que cuidar.
Al principio, los chicos y las chicas estaban "un poco cortados" pero una vez que conocieron a los animales y a medida que iban interactuando con ellos estaban más contentos, y es que "desde ese momento y hasta el final han tenido una sonrisa permanente", según contaron desde la Fundación Diagrama.
Y es que una de las primeras acciones que realizaron con los perros fue peinarles o acompañarles hasta la enfermería para ponerles una "pipeta" antipulgas.
Pero también fueron espectadores de una pequeña exhibición de adiestramiento. Según explicó Ester Jordá, de la Protectora de Animales, "han estado viendo como saltan una pequeña valla o como pasan por dentro de un tubo". Y es que los menores, dentro de esta terapia, tendrán que enseñarse a adiestrar a los perros que se les ha asignado (dos por menor). En este sentido, Jordá señaló que cada chico o chica tendrá unos canes con unos perfiles muy parecidos a ellos.
Estos ocho menores proceden de los centros Lucentum, de Alicante, y Llauradors, de Elche. Ambos son dependientes de la Conselleria de Justicia y Bienestar Social y gestionados por la Fundación Diagrama. Desde esta entidad explicaron que tras la primera sesión, los chicos y las chicas, se fueron "muy contentos" y con ganas de regresar otro sábado para poder estar con los perros.
En esta primera sesión también quiso estar el alcalde de Alcoy, Antonio Francés junto al edil de Salud Pública, Paco Agulló; la concejal de Bienestar Social, Aroa Mira y la regidora de Juventud, Sabina Gregorio.
Por su parte, Carolina Martínez, directora general del Menor, indicó que este plan que se realiza por primera vez en Alcoy, "podrá ser implantado en todos los centros de protección y de reeducación de menores en función de los resultados que se obtengan".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente