27 de noviembre de 2010
27.11.2010

Condenado por prevaricación el ex alcalde de Benimarfull

Jordá, retirado de la política, se conformó con 8 años de inhabilitación por autorizar una obra en contra de los técnicos

27.11.2010 | 01:00
El ex alcalde Jordá.

Una juez ha impuesto una condena de ocho años de inhabilitación para cargo público al ex alcalde de Benimarfull Francisco Jordá por prevaricación, según la sentencia a la que ha tenido acceso este diario. La condena tendrá pocos efectos prácticos, ya que Jordá tuvo que dejar la política tras su detención por un fraude en los exámenes de Tráfico para el carné de conducir, ya que el ex alcalde del PP también era presidente de la Asociación de Autoescuelas, y por el que fue sentenciado a cuatro años y medio de prisión.
La nueva condena dictada ahora por un juzgado de lo Penal de Alicante ha sido por hechos ocurridos durante su mandato como alcalde en Benimarfull el 27 de julio de 2001. Jordá admitió todos los hechos y se conformó con la pena que le pidiera la Fiscalía.
El ex alcalde estaba imputado por haber dado una licencia de obras en una edificación que se encontraba situada parcialmente en suelo no urbanizable, a pesar de contar con los informes técnicos en contra del arquitecto y el secretario del Ayuntamiento. Esta licencia permitió a la empresa comenzar la construcción. La sentencia es firme y contra ella no cabe recurso, al haberse celebrado por conformidad entre las partes.
Los problemas de Jordá con la Justicia comenzaron tras su detención en el año 2002 como miembro de una presunta trama para conseguir exámenes para el carné de conducir a cambio de sobornos a funcionarios de Tráfico en Alicante. El fallo anuló hasta 23 permisos de conducir por el fraude detectado en los exámentes. Por esta trama se condenó a Jordá como director de la autoescuela que regentaba en Alcoy así como al responsable de otro centro en Moraira.
El fallo consideró probado en su día que Jordá se reunió con un funcionario de Tráfico hasta en siete ocasiones entre septiembre de 2001 y mayo de 2002 hasta en siete ocasiones, para pagarle 480 euros en cada encuentro a cambio de dar el aprobado para algunos de sus alumnos.
Jordá trató de frenar su entrada en prisión solicitando el indulto, pero finalmente tuvo que ingresar en un centro penitenciario al ejecutarse la sentencia. A comienzos de este mes, ya en libertad, ha regresado a los juzgados por estos otros hechos que aún tenía pendientes con la Justicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente