28 de septiembre de 2010
28.09.2010
Alcoy

El párroco de Santa María pide más seguridad en las calles del centro

Quiere que la rehabilitación de la zona se acompañe con medidas para evitar robos y problemas de drogas

28.09.2010 | 02:00
El párroco Ismael Ortíz.

El párroco de la iglesia de Santa María y vicario de San Jorge, Ismael Ortíz, ha reclamado mayor seguridad ciudadana en las calles del centro histórico de Alcoy. El representante religioso quiere que las actuaciones de rehabilitación urbanística y patrimonial que se están llevando a cabo en la zona estén acompañadas por otras medidas que mejoren la convivencia y eviten robos y problemas de drogas.
Ortíz, a través de un comunicado, se congratula sobre las diversas actuaciones que se están llevando a cabo en el casco antiguo para su recuperación urbanística, así como por las obras de rehabilitación que realiza la Fundación La Luz de las Imágenes en cinco templos de la zona para que acojan el próximo año la exposición "Camins d'Art". Sin embargo, reclama que estas intervenciones se vean complementadas por medidas para mejorar la convivencia.
El párroco, en concreto, llama la atención sobre problemas relacio0nados con las drogas. En este sentido, destaca que "muchos saben donde están los puntos de venta de droga a menudeo. Quienes vivimos en estas calles observamos cómo algunas personas acuden apresuradamente a determinados lugares para adquirir las dosis de droga. Algunas de ellas, previamente, han conseguido el dinero abordando insistentemente a los viandantes hasta el punto del agobio. Otras veces recurren al tirón para conseguir el dinero o algo para vender".
Ortíz, a este respecto, relata que hace unos días, en los alrededores de las iglesias de Santa María y San Jorge, dos personas de edad avanzada sufrieron el robo de un bolso por el procedimiento del tirón, en un fenómeno cada vez más frecuente. "Confiemos que no haya que esperar a que una de estas personas mayores sufra algún traumatismo a consecuencia de una caída para que los responsables tomen las medidas adecuadas", señala.
El párroco manifiesta que con estos sucesos, además de perjudicarse la convivencia vecinal, "también sale perdiendo la imagen de nuestra ciudad cuando los visitantes acuden al Museo Arqueológico, al de Fiestas de Moros y Cristianos y, muy próximamente, a la iglesia de Santa María y a la de la Virgen de los Desamparados, dentro del itinerario de La Luz de las Imágenes. Todo ello en un entorno en el que algunos solares deficientemente aislados con el vallado, albergan arbustos y suciedad".
Para Ortíz, "la rehabilitación integral de un espacio tan emblemático pide actuaciones diversas, donde no solamente se rehabiliten los edificios, sino que también se pongan las condiciones urbanísticas y de seguridad ciudadana para mejorar la convivencia. Con ello se mejorará la calidad de vida de los que viven todo el año en estos lugares y pagan religiosamente sus impuestos, se acogerá con decoro a quienes nos visitan y se evitará el efecto disuasorio que tales hechos provocan ante la adquisición de viviendas".
El religioso concluye señalando que "la corresponsabilidad ciudadana nos exige que cada uno pongamos de nuestra parte y que a la vez exijamos que también actúen quienes administran los recursos públicos. Yo no quiero esperar a que suceda algo grave para dar la voz de alerta, ya que siempre es mejor y más barato prevenir que curar".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente