23 de julio de 2010
23.07.2010

El Ayuntamiento inicia las obras para la estación intermodal ocho años después

Un vial enlazará el área ferroviaria con la  zona de los autobuses, junto a la carretera

23.07.2010 | 02:00
El Ayuntamiento inicia las obras para la estación intermodal ocho años después

El Ayuntamiento ha iniciado los trabajos para efectuar una conexión directa entre las estaciones de Renfe y autobuses, en la Zona Norte de Alcoy, una actuación que se planeó en 2002, que se incluyó en diferentes planes y que no se había materializado hasta la fecha. La intervención tiene un presupuesto de 200.000 euros, que se financia con cargo a fondos municipales, según ha explicado el concejal de Obras y Servicios, Javier Castañer.
El gobierno del PP del Ayuntamiento decidió, a principios de 2002, auspiciar una mejora de las comunicaciones entre las estaciones de Renfe y los autobuses. Estas dos instalaciones están situadas a muy pocos metros de distancia, pero a distinta cota -la de autobuses está a un nivel inferior- y con una carretera de dos carriles entre ambas, que era hasta hace poco la travesía oficial de la N-340.
En su momento, hace ocho años, el Ayuntamiento aprobó un plan urbanístico para el área de Renfe, que significó en los meses posteriores una reordenación general de la zona. Así, se demolieron los antiguos y ruinosos muelle de carga y se adecentó el área ferroviaria; a cambio, Renfe obtuvo un uso dotacional y residencial de parte de la parcela.
Simultáneamente, se acordó poner en marcha la estación intermodal, a través de una conexión que sólo ha acabado materializándose cuando han transcurrido más de ocho años. Javier Castañer explicó ayer que han comenzado los trabajos en la zona, con un doble objetivo. Por una parte, se va a mejorar el acceso a la urbanización SolyCamp, situada en la ladera de la montaña, a través de un nuevo vial desde el túnel bajo la carretera.
Por otra, se aprovecha una franja de terreno existente junto a la carretera, del lado de Renfe, para efectuar un desmonte de tierras y construir una rampa, por la que los usuarios de los autobuses y Renfe podrán pasar de una a otra; en este caso, agregó Castañer, no está previsto que pueda ser utilizado por vehículos.
El Ayuntamiento ha destinado a esta intervención unos 200.000 euros, con cargo a recursos propios, a la vez que el concejal subraya que se prevé que la conexión directa esté completada en el plazo aproximado de dos meses, momento en que podrá empezar a ser utilizada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine