26 de junio de 2010
26.06.2010

Cocentaina denuncia que el tren pasa por un puente con riesgo de desprendimientos

El Ayuntamiento mantiene cortado al tráfico de vehículos el paso inferior desde hace cuatro semanas y aún sigue esperando un informe de Renfe sobre el estado de la estructura

26.06.2010 | 02:00
Imagen del tren circulando por el puente dañado, cuyo paso inferior ha sido cortado al tráfico por el riesgo de desprendimientos.

El Ayuntamiento de Cocentaina ha denunciado que el tren que une Alcoy y Xàtiva circula desde hace cuatro semanas por un puente que presenta riesgo de desprendimientos a consecuencia de la colisión de un camión. El Consistorio mantiene cortado al tráfico de vehículos el paso inferior, que sirve de acceso a la urbanización de Gormaig, y se queja de que Renfe aún no haya emitido ningún informe sobre el estado que presenta la estructura.
El concejal de Seguridad Ciudadana de Cocentaina, Fernando Albors, informó que el Ayuntamiento decidió cortar al tráfico el paso inferior del puente, después de que un camión colisionara contra el mismo dañando los sillares de piedra. En ese momento también comunicó a Renfe lo sucedido, como responsable de esta infraestructura, para que tomara cartas en el asunto y analizara el alcance del incidente.
Según Albors, "cuando nosotros hemos adoptado la decisión de cortar el tráfico es porque pensamos que puede haber peligro tanto para los vehículos que circulan por debajo como incluso para el propio tren, aunque no sabemos si inminente. Lo que nos sorprende es que después de cuatro semanas no nos hayan remitido ningún informe pese a nuestra insistencia, mientras el tren ha seguido circulando como si nada".
El cierre a la circulación de este paso inferior también ha tenido consecuencias negativas para la urbanización de Gormaig, que se ha quedado con un solo acceso. Según Albors, "está suponiendo un grave problema para los vecinos de la zona, dado que hay varias casas que están en obras y los camiones no pueden circular por el único acceso que ha quedado abierto. La verdad es que estamos ante un colapso que ya se prolonga por espacio de cuatro semanas y que está provocando una indignación generalizada".
Así las cosas, el Ayuntamiento ha decidido otorgar un ultimatum a Renfe. Según el concejal, "si el lunes no recibimos ninguna comunicación, les remitiremos un escrito anunciando que vamos a reabrir al tráfico el paso inferior del puente, y advirtiéndoles que serán responsables de cualquier accidente que se pueda producir".
Albors resaltó que son múltiples las llamadas que desde el Ayuntamiento se han realizado a los responsables de Renfe, "pero hasta el momento ha sido imposible que nos digan nada acerca del estado del puente. Incluso dudamos de que haya venido algún técnico a inspeccionar la estructura, lo cual sería inconcebible".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente