25 de junio de 2010
25.06.2010

La iglesia de Gaianes vuelve a lucir

Está siendo sometida a una cuidada restauración, que busca devolver al templo, originario de 1520, todo su esplendor

25.06.2010 | 02:00
La iglesia de Gaianes vuelve a lucir

Restauración. La iglesia de Sant Jaume Apóstol de Gaianes está siendo sometida a una cuidada restauración, que busca devolver al templo, originario de 1520, todo su esplendor. La actuación se ha centrado en la sustitución de la deteriorada instalación eléctrica, la eliminación de humedades y la decoración del interior, fundamentalmente del altar.

La iglesia de Sant Jaume Apóstol, del pequeño municipio de Gaianes, fue levantada en 1520 sobre una antigua mezquita, y desde entonces han sido varias y profundas las remodelaciones que ha sufrido. Los años, con todo, no habían pasado en balde, y el templo había empezado a notar el deterioro a través de la aparición de humedades que ascendían desde el suelo por las paredes, deteriorando a su vez las decoraciones. Asimismo, los sistemas de seguridad del anticuado sistema eléctrico saltaban cada vez que llovía, lo que suponía un evidente peligro.
Así las cosas, y gracias al impulso otorgado por el Ayuntamiento, la Diputación y la propia parroquia, recientemente se procedía a la adjudicación de los trabajos de restauración por un importe de 86.082 euros.
Luis Costa, encargado de la restauración, explicaba que la actuación prioritaria ha sido la sustitución del sistema eléctrico, "por el peligro que entrañaba".
Los trabajos de restauración y decoración se han centrado en el altar mayor, habilitado entre 1846 y 1848. Según Costa, "hemos tenido en cuento todo: formas, colores, armonías, simbolismos..., así como un estudio de la historia de la iglesia y de las decoraciones anteriores proporcionado por el cronista de Gaianes, Gonçal Pérez".
En la hornacina donde se ubica el santo se ha realizado una cenefa en pan de plata inspirada en los azulejos antiguos de la iglesia, mientras que se han aplicado colores rojos portugueses en las partes bajas de las paredes y los pilares de todo el templo "para intentar ocultar y aislar la humedad por ascensión capilar".
Costa destacó el esfuerzo del párroco de la iglesia y del Ayuntamiento en este proyecto, al tiempo que enfatizó que "casi todo el pueblo está colaborando en este trabajo".
El alcalde, Ismael Seguí, destacó la importancia de la actuación, sobre la base de que "recuperamos una parte muy importante del patrimonio cultural, histórico y religioso de Gaianes".
Los resultados de la restauración podrán comprobarse el próximo 25 de julio, cuando se procederá a la inauguración en plenas fiestas patronales en honor a San Jaume.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente