23 de junio de 2010
23.06.2010
Marcas alares

Tecnología textil para seguimiento de las aves

23.06.2010 | 02:00
Los técnicos colocan las marcas alares a los buitres de la colonia de Mariola.

El Instituto Tecnológico Textil (AITEX) y la empresa alcoyana Maquia han desarrollado unas marcas alares textiles dotadas de un sistema de radiofrecuencia que permite identificar y controlar aves.

Las marcas alares desarrolladas por AITEX y la empresa Maquia Serveis Ambientals, dedicada a la conservación de la biodiversidad, cuentan con un dispositivo de tecnología RFID, un sistema de radiofrecuencia que hasta ahora se utilizaba para controlar el movimiento de los productos y artículos en las cadenas de fabricación y distribución a nivel industrial, farmacéutico o alimentario.
Según la infirmación facilitada, a diferencia del marcaje clásico con anilla metálica, que limita la información y precisa de una recaptura del ejemplar para realizar la lectura, las marcas alares textiles permiten identificar a los ejemplares sin necesidad de capturarlos.
Además, frente a otros sistemas electrónicos utilizados para la localización, como GPS o GMS, el sistema RFID permite analizar el comportamiento de las aves en una zona delimitada, al tiempo que cuenta con una autonomía mayor, al no precisar de baterías. Por otro lado, el peso del dispositivo es de sólo unos pocos gramos, por lo que puede ser implantado en aves de diferentes tamaños.
Otra de las ventajas de las marcas alares textiles es que, al poder registrar en cada momento por qué zonas ha transitado el ave, es posible obtener estadísticas en cuanto a comportamiento, hábitos y costumbres.
Las nuevas etiquetas, al estar fabricadas con materiales textiles, son flexibles, por lo que mejoran la comodidad para el ave y confieren una gran durabilidad a la propia marca frente a los agentes externos a los que se ven sometidas durante su uso.
Las marcas han sido sometidas a estudios de campo, y para ello se ha contado con la colaboración de la asociación FAPAS Alcoy, entidad que ha impulsado la reintroducción del buitre en la Sierra de Mariola. Las pruebas se han desarrollado con éxito en el comedero situado en las canteras de Sant Cristòfol, en la zona del Preventorio, donde los buitres han sido marcados con las etiquetas textiles desarrolladas por AITEX y Maquia.
El proyecto ha sido financiado por al Conselleria de Industria, Comercio e Innovación de la Generalitat Valenciana, a través del IMPIVA, y cofinanciado por los fondos europeos FEDER.
Desde la empresa Maquia y el Instituto Textil se ha destacado la importancia de esta iniciativa, sobre la base de que el seguimiento de las aves es crucial para el estudio y gestión de las poblaciones de aves silvestres y sus hábitats.
Precisamente, uno de los objetivos de este proyecto es poder ofrecer un instrumento fiable y eficaz para el seguimiento de las aves, una nueva herramienta de utilidad para aquellas instituciones públicas, empresas y coletivos que están relacionados directa o indirectamente con la conservación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente
Enlaces recomendados: Premios Cine