11 de junio de 2010
11.06.2010
Onil

Anuncian movilizaciones al romperse la negociación del convenio de la muñeca

Las acciones reivindicativas se llevarán a cabo en septiembre si no hay un acuerdo de última hora sobre el incremento salarial

11.06.2010 | 02:00
Onil es el punto neurálgico del sector de la muñeca.

Los sindicatos están preparando movilizaciones, después de romperse las negociaciones sobre el convenio de la muñeca. Las acciones reivindicativas, de no mediar un acuerdo de última hora, se llevarán a cabo en septiembre y afectarán a unos 800 trabajadores de la Foia de Castalla, la mayor parte de Onil. La ruptura se ha producido al no haberse alcanzado un entente en el apartado del incremento salarial, dado que la patronal se ha negado a aceptar el 0,4% solicitado por los representantes sindicales.
Los sindicatos UGT, CC OO y ADTO han estado manteniendo negociaciones en las últimas semanas con la patronal del sector de la muñeca, representada por las empresas Famosa, Playmobil, Falca y Miniland, todas ellas de Onil. Según la información facilitada por Teresa Sanjuan, de UGT, el acuerdo ha sido imposible, toda vez que la representación empresarial no ha aceptado la propuesta de incremento salarial.
Los portavoces de los trabajadores, en concreto, solicitaban un aumento del IPC real más medio punto, mientras que la patronal sólo se aceptaba un 0,2 en 2010 y un 0,3 en 2011. Los sindicatos efectuaron una contrapropuesta de 0,4 puntos en ambas anualidades, lo cual ha sido rechazado por la otra parte. Otro de los puntos que ha sembrado la discordia es un día de libre disposición que solicitaban los trabajadores, reivindicación ésta que tampoco ha sido aceptada.
Llegados a este punto, las negociaciones han quedado rotas. Según manifestaba Teresa Sanjuan, "los empresarios se han mostrado inflexibles, y ni siquiera se han avenido a aceptar cuestiones que vienen reguladas por ley. Lo que no vamos a hacer es firmar un convenio que nos quite derechos que ya teníamos adquiridos en el anterior".
Desde la patronal se ha esgrimido a la hora de justificar su postura la complicada coyuntura económica por la que se está atravesando, y que impide a las empresas hacer concesiones.

Asamblea
Con todo, el pasado lunes se celebraba una asamblea en Onil a la que asistieron unos 70 trabajadores, además de los representantes sindicales, en el transcurso de la cual se decidió mantener la reivindicación de un incremento salarial del 0,4% para los dos años más el día de libre disposición y, en caso de no aceptarse, convocar una nueva asamblea para marcar el calendario de movilizaciones.
Sanjuan manifestó a este respecto que "nuestra intención es la de llevar a cabo acciones reivindicaticas en el mes de septiembre, si bien todavía no hemos decidido su naturaleza". Los sindicatos barajan desde paros hasta la pobilidad de convocar una huelga, si bien esta última opción es menos probable. "Es algo que tenemos que analizar con detenimiento y que ya se hará público cuando lo tengamos decidido", resaltó.
El conflicto afecta a cerca de 800 trabajadores de la Foia de Castalla, la mayor parte de los cuáles son de Onil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente