02 de junio de 2010
02.06.2010
IBI

El INSS declara la incapacidad permanente al funcionario en huelga de hambre

De esta forma Jorge Villanueva deja de ser empleado público y pasa a ser pensionista

02.06.2010 | 19:26

informacion.es

El funcionario del ayuntamiento de Ibi Jorge Villanueva Zurita, en huelga de hambre desde hace 17 días, ha sido declarado "incapacitado" laboralmente de forma permanente en grado total por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), por lo que deja de ser empleado público y pasa a ser pensionista.

Según fuentes municipales, el concejal de Personal, José Antonio Onsurbe, ha pedido al trabajador que "desista en su protesta" ya que "desde el momento en que deja de ser funcionario público carece de sentido el que siga reivindicando la reincorporación a un puesto de trabajo".

La declaración de incapacidad de este trabajador podrá ser revisada por un tribunal médico a partir marzo de 2011, según consta en el escrito que el INSS ha enviado al Ayuntamiento.

Por su parte, Villanueva ha declarado que no ha recibido ninguna notificación por parte del INSS y que, por tanto, hasta que no le sea notificado con un escrito dirigido a él personalmente, va a continuar con su protesta a las puertas del consistorio ibense.

Ha alegado que "en ningún momento" ha solicitado la incapacidad de ningún tipo ni ha pasado el reconocimiento de ningún tribunal médico, por lo que no entiende cómo han podido llegar a esta resolución "sin tan siquiera" haber hablado él.

Según el jefe de personal municipal, Vicente Llinares, "se trata de un procedimiento automático y obligatorio de la inspección de trabajo al acumular bajas laborales por un espacio de tiempo prolongado".

Desde el consistorio se ha reconocido que se tenía conocimiento de que este procedimiento estaba en marcha y que cuando el trabajador inició la huelga de hambre se pusieron en contacto con el INSS para que supiera de la situación y emitiera una resolución "cuanto antes".

Para Villanueva, haberse enterado de la decisión del INSS a través del ayuntamiento "se enmarca dentro del acoso laboral" que viene sufriendo desde 2004, por lo que ha calificado lo sucedido de "intento de despido encubierto".

Por otra parte, en relación a la reclamación del INSS del pago de 10.295 euros al ayuntamiento por acoso laboral hacia Villanueva, el equipo de gobierno recurrirá esa porque se argumentan circunstancias que "no son ciertas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

anteriorsiguiente