01 de junio de 2010
01.06.2010

Una empresa proyecta en Alcoy una planta para producir energía a través de los residuos forestales

El proyecto cuenta con una inversión de 6 millones de euros y sería el primer centro de estas características en la provincia

01.06.2010 | 02:00

Una empresa proyecta crear en Alcoy una planta para producir energía renovable a través de los residuos forestales con una inversión de 6 millones de euros. Este centro sería el primero que se instalaría en la provincia y, además, se generarían 50 puestos de trabajo entre empleos directos e indirectos.
El grupo empresarial Julio Latorre ha puesto en marcha un proyecto innovador con el objetivo de crear un negocio dedicado a la conversión de biomasa forestal en energías renovables. Según fuentes del grupo empresarial, el proyecto -que está enmarcado dentro del Plan de Fomento de las Energías Renovables- se encuentra en la fase primaria. Es decir, los responsables de esta firma han iniciado los contactos con el Ayuntamiento de Alcoy de manera que han presentado la solicitud para obtener el permiso municipal y así poder instalar esta planta en el polígono industrial de Cotes Baixes, según fuentes de este grupo. A falta de los trámites administrativos y de la ejecución, desde Julio Latorre manifiestan que "la planta podría estar en funcionamiento en dos años, a partir de tener los permisos y apoyos necesarios".
La idea que persigue este grupo empresarial es instaurar la primera planta en la provincia de Alicante que se dedique a la producción de energías renovables gracias a los residuos que se producen en las sierras, principalmente, de las comarcas de l'Alcoià y El Comtat. Es decir, a través de la biomasa. Entre sus ventajas, tal y como describen fuentes del citado grupo "encontramos que su desarrollo permite eliminar residuos orgánicos de las ciudades y zonas rurales, al tiempo que le damos utilidad. Por otro lado, el desarrollo de las plantas de producción de biomasa forestal supone una inyección de flujos para el medio rural, pues pueden generarse "cultivos energéticos", esto es, cultivos que desde su nacimiento estarán destinados a la producción de energía". Otro de los beneficios que destacan desde Julio Latorre es que "la combustión controlada evitará, mediante filtros especiales, la expulsión de gases tóxicos, sulforados o nitrógenos que pueden ser la causa de contaminación medioambiental".
Una iniciativa que cuenta con una inversión de 6 millones de euros y que, por otro lado, permitirá la creación entre 30 y 35 puestos de trabajos directos más los empleos indirectos propios del sector. Asimismo, el colectivo indica que los empleos estarán en la primera fase del proceso que se encarga de la recolección de la biomasa forestal como en la propia planta donde se transforma la materia en energía. En este sentido, la entidad empresarial tiene programado recoger los residuos forestales de los montes de l'Alcoià y El Comtat, principalmente. De ahí que su estrategia de negocio también se centre en "llegar a acuerdos con los pueblos de estas comarcas y municipios colindantes para la recogida de la masa forestal".
Por último indicar que el Ayuntamiento ya viene estudiando la posibilidad de instalar un planta de biomasa en Alcoy, después de que este invierno el alcalde, Jorge Sedano y el concejal, Jordi Gisbert, visitaran una planta de estas características en Xàtiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
anteriorsiguiente