02 de marzo de 2020
02.03.2020

Homenaje en Agost al desaparecido oficio de las peonas de la alfarería

Unas 200 personas se dan cita para la inauguración de la plaza y la escultura en honor a estas mujeres, acudiendo muchas de las que se dedicaron a este oficio

02.03.2020 | 12:04

Agost rinde homenaje al desparecido oficio de las peonas de la alfarería con la participación de unas 200 personas.
Un sencillo y a la vez emocionado acto sirvió el sábado para inaugurar la Plaça de les Peones, en la zona que da acceso al Museo de Alfarería. De esta forma el Ayuntamiento ha querido rendir homenaje a la decisiva contribución de las mujeres a esta industria que fue el motor económico del pueblo desde mediados del siglo XIX a mediados del XX.

"Se ha hecho justicia con un oficio ya desaparecido y que hasta ahora apenas había tenido un reconocimiento social", indicó el alcalde, Juanjo Castelló (PP), en el transcurso del acto en el que también se inauguró una placa conmemorativa del monumento que preside la plaza, obra de los artistas Roque Martínez y Carmen de la Fuente, sobre una idea original de tres escolares que en el año 2012 participaron en un concurso con motivo del Día de los Museos.

Entre los cerca de doscientos asistentes había muchas mujeres que ejercieron el oficio de peona, y entre ellas la más mayor que está a punto de cumplir 99 años de edad. Cada alfarero tenía su propia peona y ellas fueron decisivas para hacer grande esta industria. "Si no hubiera sido por la incorporación de la mujer a este oficio no hubiera sido posible pasar de pequeñas producciones artesanales a una fabricación de mayor tirada para abastecer los numerosos mercados que demandaban estas piezas para el uso cotidiano en los hogares", ha indicado Jesús Peidró, director del Museo de Alfarería.

Las peonas eran las encargadas de preparar la "pella" (el trozo de barro) que el alfarero transformaría en el torno, además de otras tareas como sacar las piezas al sol para su secado, colocar los "pitos" y las "bocas" de los botijos o meter y sacar de los hornos para su cocción, entre otros.

Trabajo muy duro

Un trabajo "muy duro y sacrificado", como indicó el ceramista local Emili Boix, quien abogó por hacer un estudio antropológico de esta profesión tantas veces olvidada pero tan necesaria para una de las principales señas de identidad de la población.

La inauguración de esta plaza forma parte también de los actos organizados con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer y tendrá continuidad el próximo sábado en la Casa de Cultura donde se reunirán a las cerca de medio centenar de peonas vivas para "testimoniar a cada una de ellas de manera individual todo nuestro reconocimiento porque fueron mujeres valientes y han sido las grandes olvidadas de nuestro gran patrimonio alfarero", ha indicado Sonia Carbonell, concejala de Igualdad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook