28 de noviembre de 2019
28.11.2019
Mutxamel

La falta de personal sanitario dificulta las atenciones de urgencia en los colegios de Mutxamel

Una familia alerta de que dos niñas, de 7 y 9 años y diabéticas, tuvieron que ir al centro de salud en horario escolar para pincharse al no poner acudir ningún enfermero al centro

28.11.2019 | 10:44
Varias personas esperan a ser atendidas en el mostrador del centro de salud de Mutxamel.

Sanidad asegura que es una «situación puntual» y niega que haya problemas en el servicio

La escasez de personal en el centro de salud de Mutxamel comienza a ser preocupante, al menos para el Ayuntamiento, que considera que ha empezado a repercutir en la atención de personal sanitario en colegios e institutos. Es el caso de dos niñas diabéticas de 7 y 9 años, que cursan segundo y cuarto de primaria en el CEIP El Salvador, y que han tenido que abandonar el colegio para acudir por su propio pie a las instalaciones médicas para pincharse insulina debido a que ningún enfermero pudo desplazarse al centro. La madre de una de las niñas que ha denunciado esta situación considera que es un problema causado por la escasez de personal ya que señala que el trato por parte del centro de salud y los profesionales sanitarios «siempre ha sido excelente y cualquier contratiempo se ha subsanado posteriormente». En este caso, sin embargo, la respuesta desde el centro de salud a la demanda de un sanitario para pinchar a las niñas fue la de «ahora mismo no hay nadie disponible, no damos abasto».

Ese «no damos abasto» por parte del personal del centro de salud, ha provocado alarma dentro de la administración local, que asegura que este escenario se ha dado más de una vez. En este sentido, desde el Ayuntamiento que gobiernan PP y Cs sostienen que «no es de recibo que, debido a la escasez de personal, no se haya podido atender a estas alumnas en el colegio».

«Solo una vez»

Por contra, desde la Conselleria de Sanidad se ha señalado que hubo «un caso puntual» de uno de los enfermeros que no pudo atender a las escolares para facilitarles las dosis de insulina. Las mismas fuentes niegan que el centro de salud de Mutxamel atraviese por un problema de falta de plantilla y desmienten que funcione mal por este motivo.

Sanidad ha explicado que tiene un enfermero a disposición de los escolares desde hace 5 años en dicho centro de salud. Estos empleados se trasladan varias veces al día a los colegios e institutos donde cursan escolares con problemas de salud reflejados, como es el caso de la diabetes. La Conselleria sí reconoce un caso en el que no se cubrió correctamente la urgencia hace 15 días pero asegura que «solo ha sido una vez». Insiste que el centro de salud de Mutxamel funciona bien y no presenta problemas de escasez de la plantilla.

La edil de Sanidad, Nieves Corbí (Cs), y el concejal de Educación, Rafael García Berenguer (PP), por contra, sí inciden en los retrasos y en el colapso del centro. El Ayuntamiento insta además a que sea la administración valenciana la que asuma la gestión de atención directa con los colegios y que cuente con personal de enfermería específico para velar por los centros escolares.

Actualmente, Mutxamel cuenta con un enfermero escolar, a cargo del área de Educación, que supervisa las atenciones sanitarias en los tres colegios y dos institutos. Esta prestación se complementa con el propio personal del centro de salud, puesto que mientras el trabajador municipal atiende a los escolares en un colegio, si existe una urgencia en otro, se cubre con el personal sanitario. La precariedad por la que atraviesa la plantilla ha provocado según el equipo de gobierno municipal, que se hayan desatendido urgencias por parte de los enfermeros en algunos centros escolares.

Por su parte, la familia de una de las niñas diabéticas ha indicado que, para evitar que se repitan estas situaciones, se ha proporcionado al colegio el número directo de urgencias para facilitar los avisos a los enfermeros del centro de salud y evitar que, como en este caso, los familiares hayan tenido que dejar su puesto de trabajo o el negocio para trasladar a las escolares al centro sanitario. «La verdad que desde el propio centro de salud nos dicen que a veces no han podido acudir a alguna urgencia porque están hasta arriba de trabajo», reza la denunciante.

Los vecinos instan al Consell a reanudar las atenciones en las urbanizaciones

Las asociaciones vecinales de Bonalba y Río Park piden que se dote de personal sanitario sus centros auxiliares

Fachada del centro auxiliar de la urbanización de Bonalba. información
La asociación de vecinos de la Urbanización Bonalba, en el término municipal de Mutxamel, solicita a la Generalitat Valenciana que reanude las atenciones sanitarias en los centros auxiliares del complejo de viviendas. Los habitantes de dicha urbanización y de Río Park se sienten «abandonados» al no disponer de personal médico en los núcleos donde habitan. En concreto, los vecinos explican que el centro auxiliar de la Huerta y el centro de salud de Mutxamel, son los únicos puntos disponibles y reclaman que la Conselleria vuelva adotar de personal sanitario estos centros para así facilitar la atención y el desplazamiento de miles de personas que viven en ambas urbanizaciones, entre los que se encuentran también ancianos. «Llevamos ocho años pidiendo que se destine un médico y un enfermero a estos puntos, tal y como sucede en el centro auxiliar de La Huerta», indica Leo Llorca del Molino, Presidenta de la Asociación de Vecinos de Bonalba. La residente explica, además, que la coordinación siempre ha puesto de excusa «la falta de fondos económicos disponibles», pero insisten que ambas prestaciones desatascarían los retrasos en los centros sanitarios de Xixona y Busot. «Solo pedimos atenciones sanitarias dignas», apostilla Llorca.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook