14 de septiembre de 2019
14.09.2019
Sant Joan d'Alacant

Flores al Cristo, contra todo pronóstico

Los festeros celebran la Ofrenda con la vista puesta en el cielo y la ausencia de las bandas de la Vega Baja y de entidades de otras poblaciones

13.09.2019 | 23:31
La mejora de las previsiones meteorológicas motivó la decisión de celebrar la Ofrenda.

Sant Joan d'Alacant celebró anoche la Ofrenda de Flores al Santísimo Cristo de la Paz mirando al cielo. Las condiciones meteorológicas están marcando el ritmo de los festejos. Y éste no es el único año en el que las fiestas están pasadas por agua, de hecho es el tercero consecutivo en el que la lluvia altera alguno de los eventos de las fiestas. El año pasado el agua obligó a suspender una de las mascletàs que fue disparada meses después, en Navidad, y en 2017 el agua afectó al desfile de disfraces que tuvo que desplazarse del domingo al lunes porque no dejaba de caer agua.

Este año la lluvia no está amedrentando a los festeros que a pesar de la suspensión del Desfile de las Peñas, realizaron el jueves una entrada improvisada con un llamamiento a través de redes sociales que acabó con un pasacalles hasta el Ayuntamiento. Las reinas y damas de las fiestas pudieron protagonizar el pistoletazo de salida de los festejos ante los alrededor de mil peñistas congregados. En la iglesia finalmente se celebró la Alborada para dar por comenzadas las fiestas. «Vamos adaptándonos a las inclemencias del tiempo», confesaba Albero.

Durante todo el día de ayer, la comisión y el propio alcalde y concejal de Fiestas, Jaime Albero, estuvieron pendientes de las previsiones meteorológicas. Las lluvias están haciendo estragos en el sur de la provincia, pero parece que dan tregua a Sant Joan d'Alacant, de ahí que ya por la mañana se tomara la decisión de continuar con los actos previstos, excepto los hinchables para niños para evitar cualquier peligro. Por la mañana, aunque comenzó algo más tarde, hubo despertá y el tradicional pasacalles de las reinas y damas para visitar a las peñas. Y también mascletà que se disparó 15 minutos antes de la hora prevista para evitar tener que suspenderla por la lluvia.

La previsión de que no iba a empeorar la situación motivó la decisión de seguir adelante con la Ofrenda, aunque con algunos condicionantes. Para evitar poner en peligro a las asociaciones y entidades festeras de otras poblaciones y que iban a acompañar a los santjoaners, la Comisión decidió pedirles que no se desplazasen. «Hemos avisado a las asociaciones vecinas para que no asistan. Es un peligro que cojan coches desde diferentes puntos de la provincia y se pongan riesgos innecesarios», explicaba el presidente de la Comisión, Javier Verdú.

El mal tiempo obligaba a variar el protocolo y a prescindir de las bandas de música de la Vega Baja a las que fue imposible desplazarse debido a la situación de emergencia que se vive en esa comarca.

Las 20 peñas participaron en la Ofrenda en la que además de las flores, girasoles para los hombres, las entidades entregaron alimentos no perecederos para donar a Cáritas.

El presidente de la Comisión de Fiestas del Santísimo Cristo que lleva dos años en el cargo reconoce que tras un año de trabajo y esfuerzo, que la lluvia obligue a alterar los actos festivos «es frustrante. Lo organizas todo, las bandas, las asociaciones amigas y te quedas con mal sabor de boca, pero contra el tiempo no se puede hacer nada».

Hoy los festejos continúan y la intención del Ayuntamiento es seguir adelante con ellos. Tras la mascletà está prevista una paella gigante en la plaza de la Ordana.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook