08 de abril de 2019
08.04.2019
El Campello

La Generalitat rechaza asumir el mantenimiento de la depuradora cuyos pagos irregulares investiga un juez

La Epsar considera que no es necesaria la cesión al estar próximo el inicio de las obras que anularán esta estación

07.04.2019 | 19:53

La Entidad de Saneamiento de Aguas de la Generalitat (Epsar) ha rechazado asumir el mantenimiento de la depuradora de Cala Mercé, cuyos pagos irregulares investiga un juzgado de Alicante a instancias de EU por un supuesta prevaricación administrativa. El motivo es que pese a aportar el Consistorio casi toda la documentación necesaria para este traspaso, la Epsar considera innecesario realizarlo al quedar aún una tramitación larga y estar próximas a iniciarse las obras para conectar la zona norte con la depuradora de Sant Joan, infraestructura que permitirá dejar fuera de servicio la obsoleta estación de Cala Mercé.

Desde la formación de izquierdas explican que «un mes después de que presentara EU una denuncia en el juzgado por el abono de forma irregular de 340.000 euros en once años para mantener esta depuradora, el Ayuntamiento envió el 3 de diciembre un escrito en el que se solicitaba nuevamente que la Epsar aceptara su gestión».

En dicho escrito el Ayuntamiento argumentaba que desde 2006 estaba intentando ceder la gestión de la depuradora. Así, también indicaba que se había presentado documentación pedida por la Epsar para aceptarla, y que desde 2016 solo faltaba que se le diera respuesta al Ayuntamiento. Y afirmaba el consistorio que la Epsar no contestaba a su requerimiento.

Por su parte la Epsar contestó el pasado 15 de marzo, aclarando que la primera solicitud recibida por el Ayuntamiento para la cesión fue en 2012 y no 2006. Ese escrito fue contestado entonces por los técnicos de la entidad de la Generalitat emitiendo un informe donde se indicaba toda una serie de deficiencias técnicas y de seguridad con la que contaba la estación. Aparte, se indicó que era necesario cambiar el titular de la Autorización de Vertido y realizar el registro industrial de la depuradora. Prosigue el escrito del organismo explicando que con fechas de 10 de marzo de 2014, 19 de octubre de 2016 y 11 de marzo de 2019, se reciben tres escritos del Ayuntamiento donde se remite parte de la documentación solicitada. Y que actualmente solo quedaría pendiente la legalización ambiental de la depuradora.

Convenio


Y concluye que «debemos informarles que la cesión de la gestión conlleva una suscripción de un convenio y que la experiencia en este tipo de procedimientos demuestra que se trata de una tramitación larga, debido a la cantidad de organismos que intervienen en la misma. Por otra parte, la tramitación del proyecto de obras de conexión con la EDAR de l'Alacantí Nord está muy avanzada, por lo que la depuradora quedará fuera de servicio, de modo que se considera más adecuado que el Consistorio continúe con su explotación, con la financiación de esta Epsar».

Esquerra Unida viene alertando la situación de esta depuradora que cuenta desde 2006 con numerosos reparos de Intervención, Secretaría y Contratación advirtiendo de una posible ilegalidad, motivando la existencia de fraccionamiento de contrato, vulneración de los principios de publicidad, concurrencia, transparencia, no discriminación e igualdad de trato y ausencia de procedimiento legal de contratación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook