09 de febrero de 2019
09.02.2019
El Campello

El alcalde salva el pacto de gobierno al dar al nuevo edil de Podemos las áreas que tenía su antecesora

La formación morada había amenazado con dejar el cuatripartito si no conservaba las mismas delegaciones

08.02.2019 | 20:07
Luis Cobo, nuevo edil de Bienestar.

El pacto de gobierno en El Campello sobrevive tras la crisis abierta por la renuncia al acta de la edil de Podemos Adriana Paredes para pasar a integrar la lista electoral de Compromís. El alcalde Benjamí Soler (Compromís) salvó ayer el «match point» planteado por el Partido del Campello (PDC), la marca blanca de Podemos, al ceder al nuevo edil de los morados las mismas delegaciones que tenía su antecesora. Y es que el PDC había amenazado con dejar el cuatripartito si Luis Cobo Limiñana no asumía las mismas competencias que Paredes, tras dejar el primer edil en el aire que fuera a tener delegaciones.

El alcalde firmó ayer el decreto por el que Cobo, que tomó posesión la pasada semana de su acta, asume las áreas de Bienestar Social, Sanidad, Atención a Residentes Extranjeros, Voluntariado, Juventud e Igualdad, desactivando así una crisis que amenazaba con la salida del cuatripartido de la marca blanca de Podemos. Una fractura que arrancó tras anunciar Paredes, número dos de la formación, que iba a dejar el acta para integrarse en Compromís y concurrir en la lista del alcalde a las elecciones municipales de mayo, lo que desde el PDC calificaron de «puñalada trapera» de Soler.

El alcalde, tras renunciar al acta Paredes a mediados de enero, asumió de forma provisional sus áreas, dejando entrever que no las cedería al nuevo regidor, aunque tenía que estudiarlo y reunirse con él. Soler recordó entonces que el nuevo concejal no podrá ejercer con plenitud ni cuatro meses, ya que las elecciones son el 26 de mayo, por lo que consideraba que la posibilidad de cambios era escasa. Tras estas declaraciones a INFORMACIÓN, el PDC amenazó con dejar el equipo de gobierno si no se respetaban las competencias que ya tenía asignada su grupo.

Voto de confianza

El primer edil desvinculó ayer su decisión de la amenaza del PDC, señalando que hay que dar un voto de confianza al nuevo regidor y que en el cuatripartito nadie ha expresado su rechazo a que Cobo asumiera del áreas de Paredes.

Por su parte Mari Carmen de Lamo, portavoz del PDC y edil de Urbanismo y Educación, manifestó ayer que la cesión de las mismas delegaciones era la única opción que contemplaban, y que su intención ha sido siempre seguir trabajando en el equipo de gobierno y mantener la estabilidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook