08 de diciembre de 2018
08.12.2018
Sant Joan d'Alacant

Un matrimonio de 70 años muere en un fuego con temperaturas de 1.100 grados en Sant Joan

Las persianas metálicas de la vivienda unifamiliar en la que se declaró el virulento incendio hicieron que la carga térmica fuera muy alta y arrasara la casa de madrugada

08.12.2018 | 10:11
Un matrimonio de 70 años muere en un fuego con temperaturas de 1.100 grados en Sant Joan

Un virulento incendio convirtió en la madrugada del sábado una vivienda de Sant Joan d'Alacant en una trampa mortal para Tano y Chusa. Un matrimonio italiano de unos 70 años perdió la vida en un fuego en el que se llegaron a alcanzar temperaturas de hasta 1.100 grados en estancias como el comedor, donde se sospecha arrancó el siniestro por causas que investiga la Guardia Civil.

El voraz incendio se declaró sobre las 6.25 horas en una vivienda unifamiliar de dos plantas en el Carrer La Mar, en pleno casco antiguo de Sant Joan, y según los primeros indicios apuntan a un origen fortuito por concretar, según fuentes cercanas a la investigación.

Tres vehículos de los bomberos del Parque de San Vicente del Raspeig se desplazaron hasta el lugar, donde se encontraron con una situación muy complicada, ya que la carga térmica del incendio era «tremenda», con temperaturas muy altas, con hasta 1.100 grados en el comedor, y de 750 grados en el pasillo y la cocina, según explicaron desde el Consorcio Provincial de Bomberos.

A pesar de la situación en el interior de la vivienda, con un fuego desatado y muy virulento, los efectivos entraron equipados con equipos de oxígeno para tratar de rescatar a los dos residentes, que ya habían fallecido. En un principio, el hombre perdió la vida carbonizado y la mujer por inhalación de humo, según fuentes sanitarias y cercanas a la investigación, aunque serán las autopsias las que confirmen estos extremos. La mujer, tras lograr sacarla a la calle, se comprobó que ya había fallecido. Hasta el lugar acudieron dos ambulancias del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) y del Soporte Vital Básico (SVB), que solo pudieron confirmar el fallecimiento de dos personas.

Desde los bomberos señalaron que las características del edificio facilitaron que las temperaturas fueran tan elevadas. Y es que el hecho de que las persianas fueran metálicas hizo que no se quemaran con facilidad, como sí pasa con las de plástico, lo que impedía que se aliviara la carga térmica por las ventanas por lo que la temperatura se elevó en su interior más de lo habitual. Hasta los 1.100 grados. Al mismo tiempo la casa tiene algunas ventanas con rejas y carece de patio interior, lo que limitó las posibilidades de los fallecidos.

Los efectivos del parque de San Vicente acabaron las labores de extinción sobre las 8.15 horas, inspeccionando la vivienda agentes de la Policía Judicial de la Guardia Civil para tratar de determinar el origen del fuego, que ha calcinado por completo la casa. La gran carga térmica del fuego ha complicado averiguar el origen del incendio, ya que el comedor ha quedado completamente destruido.

La mujer fallecida tiene una hermana en Sant Joan y la pareja cuenta con una hija en el extranjero.

Siniestro en Agost

Los bomberos de San Vicente sofocaron horas antes otro incendio en un edificio de cuatro plantas de la calle Deán Mas de Agost, donde evacuaron a seis personas de la primera planta y mantuvieron confinados al resto de residentes en la terraza hasta que terminaron.

El siniestro se declaró al arder un colchón que había en la entrada del edificio sobre las 1.45 horas y la extinción fue muy rápida, terminando a las 2.48 horas tras airear y ventilar la caja de la escalera, donde se había acumulado mucho humo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas