07 de diciembre de 2018
07.12.2018

Xixona bendice la Navidad

Puig preside el inicio de la Feria, que constituye la mayor muestra de dulces navideños de España y anuncia la llegada de las Fiestas

07.12.2018 | 00:43

«El lugar más dulce del mundo» marca el inicio a la Navidad. Con tan solo 10 años de vida, la Feria de Navidad de Xixona se ha convertido en toda una tradición familiar y da el pistoletazo de salida a estas fiestas. Con más de 100 expositores, ayer se inauguró la mayor muestra de turrones y otros productos navideños de España. Una dulce experiencia por la que cada año pasan más de 50.000 visitantes, que ofrece todo tipo de alicientes para pequeños y mayores y está organizada por el Ayuntamiento y la Asociación de Empresarios, Comerciantes y Profesionales de Xixona (AEX).

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, presidió el acto, en el que los encargados de la inauguración fueron los mismos que impulsaron este exitoso certamen en 2009: Ferran Verdú, que en aquel momento era el alcalde, e Ismael Miralles «Berlubia», que presidía la AEX. Además, la alcaldesa Isabel López otorgó la Insignia de Oro a Miralles, por su larga trayectoria profesional en la que, desde la AEX y desde su empresa de distribución de alimentación, ha puesto en valor el comercio local.

Puig calificó la Feria de símbolo que representa «los valores que nos unen y nos representan como valencianos y valencianas. Aquí nació el concepto de la Navidad valenciana porque el turrón es el alma de esta festividad», recalcando el presidente y la alcaldesa que este certamen es fruto de la unión y del trabajo de todo un pueblo. Algo en lo que coincidieron Miralles, Verdú y el actual presidente de AEX, Pascual Sanchis.

A la inauguración también asistieron el conseller de Hacienda, Vicent Soler, la consellera de Justicia, Gabriela Bravo, el presidente de las Cortes Valencianas, Enric Morera, y el diputado nacional de Compromís, Joan Baldoví, entre otros.

Entre los expositores de la Feria de Xixona, como no puede ser de otra forma, destacan los principales productores de turrones, chocolates y dulces navideños de nuestro país, además de empresas y profesionales de otros sectores, como el helado, junto a pequeños comercios, asociaciones y emprendedores locales. Y también hay talleres navideños para los niños, pasacalles, catas, maridajes y demostraciones culinarias, concursos, actuaciones musicales y acrobacias, exposiciones, visitas guiadas y teatralizadas -en este último caso con motivo del 750 aniversario de la concesión de la Carta Pobla a Xixona-. Y mucho, muchísimo turrón y otros productos navideños para endulzar la Navidad de los productos de «El lugar más dulce del mundo», la marca impulsada por Xixona para promocionar la localidad.

Para los niños hay multitud de talleres de pintura, manualidades, cuentacuentos y música, además una zona de lactancia en el Teatret, un antiguo convento franciscano del siglo XVII que permanecerá abierto durante toda la Feria, que acaba el domingo, y en el que se realizarán exhibiciones gastronómicas, proyecciones audiovisuales y hasta un recital de la Coral Voces Blancas de Xixona (mañana a las 17.30 horas).

Entre las novedades de este año destaca la nueva ubicación de las atracciones infantiles y la selección de «food trucks», que han pasado a ocupar el actual aparcamiento anexo al parque del Barranc de la Font, próximo al Betlemet, el belén de tamaño natural que hay a la entrada al centro urbano. Este cambio ha permitido ampliar el número de atracciones y de mesas para comer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook