11 de noviembre de 2018
11.11.2018

Un único agente patrulla Sant Joan por las noches por la falta de medios de la Policía Local

La plantilla renuncia a las horas extras por no sacarse plazas para cubrir jubilaciones

10.11.2018 | 21:13

La Policía Local de Sant Joan, bajo mínimos. Un solo agente se encuentra este fin de semana de servicio patrullando las calles por la noche de esta ciudad de más de 23.000 habitantes, debido a la falta de personal que padece la Policía Local. Desde la Secretaría Provincial del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) denunciaron ayer que por ejemplo el viernes solo estuvieron de servicio en el turno de noche un policía en la central y otro en la calle, «poniendo en riesgo la seguridad de policías y vecinos. Y esta puede ser la situación habitual a partir de ahora, de no solucionarse la situación de conflicto laboral que actualmente mantenemos». Esto es debido a que la plantilla está «harta» de la falta de personal y ha decidido dejar de hacer horas extras, por lo que en el servicio nocturno del viernes sólo había un agente en la calle y otro en la central, y estaba previsto repetir este «despliegue» en la pasada noche, cuando lo habitual son cuatro agentes en total.

En un comunicado el SPPLB lamentó que «al equipo de gobierno le preocupa y ocupa muy poco su policía local. Desde hace años los policías tienen jornadas laborales casi interminables por la disminución de efectivos policiales debido a jubilaciones, habiendo sido reclamadas nuevas incorporaciones, de al menos cinco agentes, de manera casi constante por los sindicatos».

Advierten de que «la situación es ya insoportable, se está al límite porque la plantilla envejece, y las fuerzas merman. Pero parece que al Ayuntamiento eso no le preocupa, y es una situación que al final puede repercutir en la seguridad de la ciudadanía si se llega al extremo de carencia de personal, que incluya, no poder cubrir los servicios básicos demandados por los vecinos». El SPPLB destacó que «decir que esa no es la voluntad de la plantilla, que a pesar de ser conscientes de que se pueda estar infringiendo la normativa de la Inspección de Trabajo de Salud Laboral, y que las condiciones psicofísicas de los agentes no son las más adecuadas, al disponer el Ayuntamiento que durante varios días continuados un mismo policía trabaje jornadas diarias de 16 horas seguidas. La mayoría de la plantilla ya no desea seguir con esos servicios , mañana-tarde, tarde-noche o noche-mañana. Hemos dicho basta a esta práctica de jornadas abusivas, porque nos damos cuenta que podemos cometer errores por falta de descanso. El Ayuntamiento es quien debe poner solución convocando con urgencia más plazas».

A todo esto es suma que «no tenemos todavía los chalecos antibalas y antipinchazos individuales prometidos, sino que seguimos con ocho chalecos para todos, ya caducados», recordando que en la actualidad el país se haya en nivel de alerta 4 terrorista y que en mayo se anunció que se iba a licitar la compra en breve. Y lamentan los medios informáticos anticuados e insuficientes de que disponen «para realizar los trabajos de policía administrativa y de policía judicial con eficacia. No somos una policía moderna por culpa de la desidia de nuestro ayuntamiento».

Por su parte el edil de Policía, Antoni Manel Giner (PSOE), manifestó ayer no entender ahora estas reclamaciones «cuando nunca se había hecho tanto por la Policía como ahora. Hemos realizado mejoras muy importantes en el retén, los chalecos están tramitándose y consignados desde hace dos años y también están en marcha nuevas incorporaciones, así como la reforma del sistema de horarios con los que no están ya de acuerdo», apuntando que la situación de este fin de semana es algo «fortuito» y que estaba previsto que en la pasada noche hubiera dos agentes en la calle.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook