11 de noviembre de 2018
11.11.2018

San Vicente perderá 565.000 € si no ejecuta el 45% de obras en los polígonos este 2018

La Generalitat rechaza la petición de ampliar el plazo de unas actuaciones que se han adjudicado esta semana

10.11.2018 | 21:13

San Vicente del Raspeig perderá una subvención de la Generalitat Valenciana de más de 565.000 euros si no logra justificar que ha ejecutado el 45% de las obras previstas en tres polígonos industriales; Canastell, Torregroses y Rodalet. Y el tiempo corre en su contra porque las obras se acaban de adjudicar en la junta de gobierno de esta semana, por lo que dicha subvención corre peligro. A pesar de los intentos del Ayuntamiento de ganar tiempo, la respuesta de la Generalitat ha sido negativa. En agosto el Ayuntamiento solicitó un aplazamiento de cuatro meses en la ejecución de los proyectos y flexibilizar el requisito de ejecutar casi la mitad de la obra este año. Pero ha sido desestimado.

El consistorio sanvicentero aprobó en el pleno de marzo pasado la solicitud de subvención para proyectos de inversión para la mejora, modernización y dotación de infraestructuras y servicios en polígonos y áreas industriales.


Convocatoria del Ivace

Una convocatoria del Instituto Valenciano de la Competitividad Empresarial (Ivace) para los años 2018 y 2019. La condición para recibir estas ayudas es que el 45% de las obras previstas estén hechas en el primer año. Fue por este motivo por el que el Ayuntamiento decidió sacar de las ayudas el polígono Inmediaciones con unas obras valoradas en 477.000 euros. Los técnicos advirtieron la imposibilidad de que la obra prevista en este enclave pudiera ejecutarse casi a la mitad este año y en mayo la corporación decidió renunciar a la subvención.

A la vez, realizaba los proyectos para mejoras en los otros tres polígonos después de consensuar con los empresarios sus necesidades. Las obras previstas en el polígono de Canastell tienen un presupuesto de 536.000 euros de los cuales se debe de gastar 332.000 euros antes de que acabe el año; en el caso de Torregroses las actuaciones ascienden a 251.000 euros y 207.000 deben hacerse en lo que queda de año; mientras que el polígono industrial del Rodalet, el más modesto tiene obras valoradas en 55.000 euros y este año debe de ejecutar casi 25.000 euros.


El PP critica la gestión

Una tarea que para el grupo municipal del PP de San Vicente es casi imposible. La concejala Carmen Victoria Escolano lamenta que los tiempos son muy ajustados, habida cuenta que las obras se adjudicaron el pasado jueves. «Una vez más hemos dado nuestra confianza al tripartido para realizar inversiones en polígonos y una vez más nos tememos que la falta de gestión y el retraso en adjudicar las obras nos van a llevar a perder la parte más importante de la subvención». Escolano teme que el dinero acabe saliendo de las arcas municipales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook