16 de septiembre de 2018
16.09.2018
Xixona

Un empresario solicita licencia para un complejo turístico con cabañas y camping en La Carrasqueta

La Generalitat saca a exposición pública la Declaración de Interés Comunitario pedida por el promotor para desarrollar un campamento con capacidad para 135 personas

16.09.2018 | 01:02
Vistas desde la cima de La Carrasqueta de la partida de Bugaia, en primer término, en cuyo entorno se proyecta el campamento turístico.

Un campamento turístico en La Carrasqueta, con cabañas y una zona de camping con capacidad para 135 personas en plena naturaleza. Un empresario ha solicitado a la Generalitat la Declaración de Interés Comunitario (DIC) para desarrollar este proyecto en una parcela de 143.761 metros cuadrados de la zona de Bugaia de Baix, al inicio de la subida a La Carrasqueta desde Xixona, en un entorno de gran valor medioambiental.

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, a través del Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV), sometió el pasado 14 de agosto a exposición pública la DIC «para una atribución de uso y aprovechamiento en suelo no urbanizable, relativa a campamento de turismo en el término municipal de Xixona», denominado «Camping Les Coves», para presentar alegaciones por un plazo de 20 días que ha vencido esta misma semana.

Según consta en el proyecto presentado por el empresario alicantino Ángel Ros Lorenzo, al que se puede acceder a través de la web de la Generalitat, «el objeto de la presente Declaración de Interés Comunitario es la implantación de un campamento de turismo 'resort' para alojar una zona de 25 cabañas, una zona de acampada libre y otra de tres tiendas de mayor tamaño de carácter permanente», para «disfrute de un paisaje a caballo entre la costa y el interior de la provincia».

Para ello se pretende aprovechar la edificación preexistente, cuyo uso era el de vivienda unifamiliar y que consta de tres plantas con un total de 624 m2, que pasaría a ser la zona de servicios generales, así como la zona de piscina. A ello habrá que sumar una serie de construcciones de nueva obra, con una edificación destinada a club social de una sola planta de 96 m2, un bloque de servicios para la zona de acampada compuesto de lavabos, aseos y zona de barbacoa de una sola planta de 66 m2, una zona con 25 cabañas o bungalows de 72 m2 cada uno, otra piscina de 72 m2 de lámina de agua y otra zona de acampada con tres tiendas permanentes de 84 m2 cada una.

El acceso al campamento turístico se realizaría desde la CV-780 que lleva a La Torre de les Maçanes, por el camino del Juncaret, que lleva tras tres kilómetros hasta la finca y que presenta mejores condiciones que el deteriorado vial de Bugaia que arranca tras pasar la antigua gasolinera de La Carrasqueta.

Según el proyecto, la parcela se encuentra en suelo no urbanizable común en su gran parte y en zona no urbanizable protegida que corresponde a los cauces de los barrancos, pero la actividad no se desarrollaría en esta última zona, donde solo está prevista la ubicación de la zona de tratamiento de aguas en esta zona y una pequeña parte de la edificación existente. En la zona de protección de cauces se permite la ubicación de la instalación de la depuradora y huerto urbano, incluyendo un humedal.

Finca de un millón de m2

Ángel Ros, empresario alicantino vinculado al sector del mueble y dueño de esta finca de casi un millón de m2 en Bugaia, explicó a este medio que para el proyecto solo se van a destinar unos 140.000 m2 de la parcela, y que según los plazos que le han trasladado desde la Generalitat, en marzo de 2019 si todo va bien estaría aprobado el proyecto. La inversión total ascendería a dos millones de euros y el objetivo es que el próximo verano ya esté en marcha el complejo con las primeras cuatro cabañas, destacando que por sus características estarán integradas en este entorno natural por lo que su impacto sería mínimo.

Por su parte la alcaldesa, Isabel López (PSOE), mostró a preguntas de INFORMACIÓN su apoyo a este proyecto, que viene a aliviar la falta de plazas hoteleras en el municipio, donde destaca que hay una gran demanda pero poca oferta, y Xixona carece de un complejo de este tipo, con cabañas y camping. La primera edil explicó que han mantenido varias reuniones con el empresario en los últimos meses y que se trata de un «proyecto positivo, muy pensado y trabajado», y que «es un ejemplo del potencial del turismo rural de Xixona, que anima a la inversión privada». También recalcó el interés que despierta este campamento turístico «por su planteamiento de proyecto ecológico que se quiere alcanzar, con placas solares, huerto regado con aguas depuradas y complejo autosuficiente».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook