03 de junio de 2018
03.06.2018
El Campello

El Ministerio acepta la cesión de un solar para el nuevo cuartel y devuelve el antiguo retén

El Gobierno central sufragará la construcción de las instalaciones de la Guardia Civil ante la oposición del Ayuntamiento a financiar la obra

03.06.2018 | 01:46
Imagen de esta semana del antiguo cuartel, cerrado y tapiado desde 2016, con la Torre de la Illeta detrás.

Acuerdo cerrado para la construcción del nuevo cuartel de la Guardia Civil en El Campello, que a su vez desbloquea el proyecto del Ayuntamiento y la Diputación para crear una gran área cultural en el antiguo retén, junto a la Illeta dels Banyets y su torre medieval. El Ministerio de Interior remitió el pasado 22 de mayo al Ayuntamiento de El Campello un escrito por el que acepta las condiciones propuestas por la Corporación para la cesión de una parcela para las nuevas instalaciones del Instituto Armado, y comunica que procede a la devolución de la titularidad del antiguo cuartel de carabineros.

La pretensión del Ministerio era que fuera el Consistorio el que además financiara la construcción del cuartel, cuyo coste rondaría los 1,5 millones, tal y como anunció el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues en una visita a la población a finales de 2016. Pero tras mostrarse en contra de afrontar este gasto el alcalde y respaldar esta postura el pleno con los votos del cuatripartito y EU en diciembre de 2017, finalmente será el Gobierno central el que sufragará la obra.

En el escrito se informa que la Guardia Civil «considera idónea» la parcela municipal de 5.500 m2 del SUP-5, a la entrada al casco urbano por la antigua travesía de la N-332 desde Sant Joan, situada entre las calles Vent de Llevant y Vent de Mestral, ofrecida por la Corporación. Por ello, y para formalizar la cesión, el Ministerio solicita la remisión de la documentación necesaria para formalizar el traspaso, por lo que esta previsto que a lo largo de este mes se lleve a un pleno extraordinario este acuerdo para cerrar la cesión y culminar así unas negociaciones que se han alargado más de una década. Hay que recordar que las instalaciones con las que contaba la Benemérita junto a la Torre de la Illeta presentaban unas pésimas condiciones de salubridad, lo que obligó al Ministerio a trasladar provisionalmente el cuartel en 2016 a unas oficinas de alquiler junto a la desembocadura del río Seco, dejando abandonadas y tapiadas las antiguas dependencias.

El escrito del Gobierno central señala que el nuevo cuartel se construirá «cuando las disponibilidades presupuestarias lo permitan».

Foco cultural

De igual forma comunica que, independientemente de la cesión de la parcela, procede de inmediato a regularizar el antiguo inmueble como parte del inventario municipal. El alcalde, Benjamí Soler (Compromís), mostró su satisfacción por este acuerdo cerrado sin que suponga un coste para las arcas municipales la construcción del nuevo cuartel, y destacó que al mismo tiempo el Consistorio ya dispone de la propiedad del antiguo retén, lo que permite que se puedan poner a trabajar en el proyecto con el MARQ para desarrollar allí una gran área cultural. Hay que recordar que esta zona tiene un enorme potencial cultural, con la Illeta dels Banyets, que constituye uno de los yacimientos arqueológico más importantes de la provincia, y la Torre de la Illeta del siglo XVI. Y además en la parcela en la que se asienta el antiguo retén se descubrió en 2015 una importante necrópolis ibera que aún está por explorar, por lo que sus posibilidades son enormes.

La idea que planteaban en 2016 Ayuntamiento y MARQ era convertir el antiguo retén en un aula de interpretación, y dotar a la Illeta de unas instalaciones anexas en condiciones para sus investigadores, al mismo tiempo que se ofrece un nuevo aliciente turístico a los visitantes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook