03 de junio de 2018
03.06.2018
Sant Joan d'Alacant

Biblioteca sin libros nuevos

Empleados del centro de lectura municipal colocan en la puerta un contador con los días que llevan sin comprar un ejemplar

03.06.2018 | 01:46
Cristalera de entrada de la biblioteca donde se informa de los días que llevan sin comprar libros.

Los últimos éxitos de María Dueñas, Arturo Pérez Reverte o Ken Follet no se pueden leer en la Biblioteca Municipal de Sant Joan d'Alacant. Como tampoco el Premio Planeta 2017 o el último Premio Azorín. Esos ejemplares no forman parte del catálogo bibliográfico local porque los libros se consideran «inversiones». Y como en Sant Joan no se aprueba el presupuesto desde 2016, no hay una novedad literaria en este edificio público desde hace 518 días. Y mañana serán 519 y pasado, 520.

Desde el pasado jueves, a la vista de todo el mundo, hay pegado un contador en la cristalera de entrada del Centro Cultural de San Joan d'Alacant, donde se ubican la Biblioteca y el Archivo Municipal. Unos números muy visibles informan de los «días sin presupuesto para libros, películas o música» que se lleva acumulados. El pasado jueves, el personal de la biblioteca, compuesto por cinco personas, decidieron de «común acuerdo» poner este cartel en la puerta del edificio. De salida, marcaron 515 días de espera, al día siguiente, incrementaron la cifra, y así piensan seguir. Además, colgaron la foto en su página de Facebook, garantizándose una amplia difusión de su protesta.

El motivo que les ha llevado a esta actitud reivindicativa se basa en el servicio diario que prestan a los usuarios del centro. Son muchas las quejas de lectores que acuden ávidos cada semana en busca de novedades literarias, pero desde hace 17 meses no encuentran nada nuevo que leer. Y ese «no» por respuesta genera malestar en los usuarios... y en los empleados que los atienden.

En un par de días, el rótulo tan llamativo -donde se especifica que «la adquisición de fondo bibliográfico depende de la aprobación de los presupuestos municipales, que están sin aprobar desde el año 2017»-, ya ha causado efecto. La concejala de Cultura Clara Rodríguez asegura que «cada uno es libre de expresarse y no voy a censurar a nadie, y por eso el cartel sigue ahí». Rodríguez recalca que, al no tener presupuesto propio, «todas las actividades de la Biblioteca, de animación lectora o talleres, se han financiado con partidas de la Casa de Cultura». En el borrador de presupuestos que maneja el PSOE desde hace meses también hay una aumento de consignación para «compensar lo no adquirido en 2017».

Gastos en cultura

En el cruce de acusaciones que desde hace unos meses circula entre distintos departamentos municipales están la presunta negativa del departamento de Hacienda a destinar una partida económica para la compra de libros. En este sentido, el concejal de Hacienda, Santiago Román (Decido) se defiende de las críticas recibidas al asegurar que «la concejala de Cultura ha preferido invertir en otras cosas». Román explica que Clara Rodríguez «tuvo la oportunidad de destinar una parte de los 400.000 euros de la modificación de crédito que aprobamos en noviembre de 2017 a la compra de libros, y no lo solicitaron». El edil de Decido asegura que «Cultura tiene dinero». Román es taxativo al afirmar: «El gasto en cultura es altísimo, no se dejan de programar espectáculos, por lo que decir que no hay dinero no obedece a la realidad. Cada concejal decide en lo que se gasta sus partidas».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook