24 de enero de 2018
24.01.2018

Los afectados por el cierre de la clínica dental presentarán una denuncia conjunta

Acusan a la sociedad y al dueño del establecimiento de «apropiación indebida» al no acabar los tratamientos

23.01.2018 | 22:05

Sant Joan d'Alacant


A cuentagotas se van enterando los pacientes de la clínica dental Dentimed ubicada en la Rambla que el día 25 de enero será su último día. Ayer y tras la publicación en este periódico de esta realidad, muchas personas conocieron la situación y se acercaron hasta la clínica donde hasta ahora se realizaban los tratamientos dentales y donde se vivieron momentos de mucha tensión, especialmente porque el dueño del establecimiento estaba allí. Buena parte de los pacientes reclaman con indignación el dinero que ya han pagado por adelantado y otros exigen además que se les entreguen los historiales clínicos y las radiografías que durante el tiempo de su tratamiento se les ha hecho, en el caso de tener que acudir a otra clínica para continuar lo que ya no van a terminar en la de Sant Joan.

Con el objetivo de tener más fuerza, una de las afectadas ha creado un grupo de mensajes inmediatos donde se van incorporando pacientes que han tomado la determinación de desarrollar acciones conjuntas.

Sabrina Martínez es la persona que se ha erigido en portavoz. En su caso, financió 10.000 euros y todavía le queda por realizar un tratamiento valorado en 6.000 euros. Para hacer más presión los afectados han buscado el asesoramiento de un abogado y el objetivo es interponer una denuncia contra la sociedad detrás de la que está la clínica dental y contra el dueño «por apropiación indebida». El lunes por la tarde se reunieron con él para conocer todas las medidas que pueden emprender.

El alcalde, Jaime Albero, muy preocupado con la situación, reconoce que para dar cobertura y permitir que los afectados tengan un sitio al que acudir y asesorarse va a abrir este viernes la Oficina Municipal de Información al Consumidor (Omic) que generalmente abre una vez cada quince días.

Mientras, muchos de los afectados todavía están en estado de shock al encontrarse desprotegidos al no poder terminar en algunos casos cirugías o colocación de implantes previstos. Sabrina Martínez señala que mientras las empleadas han accedido a entregar las historias clínicas, sin embargo, no les entregan las radiografías.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook